Estás leyendo

México pierde ante Honduras y deja ir el invicto en Concacaf

Honduras vs México

México pierde ante Honduras y deja ir el invicto en Concacaf

México pierde ante Honduras y deja ir el invicto en Concacaf. El Tri tuvo la ventaja en dos ocasiones en su visita al Olímpico de San Pedro Sula, pero la entrega del local pudo más.

Mexsport

El Tri tuvo la ventaja en dos ocasiones en su visita al Olímpico de San Pedro Sula, pero la entrega del local pudo más.

México DF

El Tri, sin asignaturas pendientes, con el placer del deber hecho, paseó campante por San Pedro Sula, liberado de partos y crisis nerviosas. Ah, 2013. Qué tiempos. El apuro pertenecía a Honduras, obligada a ganar y a rezar porque la Santa Trinidad apesta a Estados Unidos. Día de calculadoras, algoritmos, ecuaciones cuadráticas y frascos de té de valeriana. Con las granadas pegadas al cuerpo, y el campo del Olímpico de San Pedro Sula sembrado de minas terrestres, Honduras sometió a México al fulgor de Ellis. Ochoa desplegó su repertorio antes de que Oribe Peralta pusiera el punto final a una triangulación mágica entre Herrera y Jiménez.

Honduras no se dejó abrazar por los grilletes y procedió con su plan. Ellis, con un cabezazo firmado por Borgetti, derrotó a Ochoa. En ello, la Selección caminó de puntillas para sortear las minas, dejó circular a Vela y a Jiménez a placer. En ello, en un apertura atómica, más digna de la teoría de cuerdas que de un partido de futbol, Herrera citó a Jiménez, quien despachó a Escober y definió a contrapié de Figueroa, suficientemente concentrado como para entender que su pie aún podía detener su viaje hacia el fondo de las redes. Carlos Vela vengó la acción de Figueroa: Herrera, en su modo artista, trazó un brochazo que pescó el extremo de la Real Sociedad, con el cuerpo cubrió la acometida de Alvarado, y batió a Escober. Fuego. Calculadoras. Algoritmos. Pero es Concacaf.

Los números del partido

Y la CONCACAF es carnaval. Una mascarada surrealista, que ni Dalí ni Bretón, ni en sus sueños más lisérgicos, habrían logrado plasmar. CONCACAF desafía los postulados de la lógica, los silogismos y las proposiciones categóricas. Con el brío de Quioto y Mejía, regidos por el arrebato, México dejó de comparecer en San Pedro Sula y acompañó la procesión de Pinto. Una carambola entre el travesaño, el impacto de Hernández y la espalda de Ochoa dibujó un gol daliniano, meramente concacafkiano, azote de Estados Unidos y Panamá. Delirio, insania. La media vuelta de Quioto, inspirada en los movimientos flamencos de Luis García, desató el aquelarre. Desde entonces, el fulgor le pudo a los catrachos y les causó efecto placebo. Uno por uno cayeron sobre el terreno de juego. Una brutal y repentina epidemia de pinchazos musculares atacó a los seleccionados hondureños, afortunadamente, sin nada que lamentar. Los minutos escurrieron.

En Panamá, Torres descorchaba el champán e instaló el encuentro en San Pedro Sula en escenario San José-2012. El fin justifica los medios, meditó Maquiavelo, y Pinto puso en práctica los preceptos. A Honduras, además de la epidemia, le acompañó en los minutos finales una inesperada caballería civil. Todo vale. Y minuto 96. Tiro libre. Guardado frente a la pelota. Graham Zuzi. Octubre 2013. Estados Unidos, Panamá. La Copa del Mundo. Pero la vida no es perfecta ni todos los favores son devueltos. El disparo murió en la barrera, como las aspiraciones estadounidenses, la agonía hondureña y el invicto mexicano. Sin récord y rebosante de dudas, México terminó la eliminatoria en el jolgorio de Honduras. En el carnaval de CONCACAF.

900
942
900
944
900
950
900
900
1831
900
900
900
900
900
900
900
900
900
900
900
900
900
916
900
900
Ver galería

Las mejores imágenes del Honduras vs México

1 / 25

0 Comentarios

Mostrar