NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MIJATOVIC

“¿Fichar a Mbappé? Un chaval así siempre debe tener sitio”

Como director deportivo Mijatovic, rehizo la plantilla de un Madrid a la deriva. Ahora piensa que Raúl podría encajar muy bien en ese puesto.

MéxicoActualizado a

Acude a la cita puntual. El traje oscuro de raya diplomática le queda como un guante. La gomina no deja ningún cabello al azar... Mijatovic es ese tipo de hombre que desvía miradas. ¿Se nace elegante o es algo que da el tiempo?

(Risas). No, no... vengo de una reunión.

¿Cómo era el barrio donde creció en Podgorica?

De clase media, gente trabajadora. Pero tuve una buena infancia. Cuando yo era pequeño mi padre se fue tres años a Libia, porque era técnico de medicina, y cuando volvió hicimos una casa que era un poco mejor que las que nos rodeaban.

Así que de jugar con una pelota de trapo en la calle, nada…

Jugar mucho, sí, a cualquier cosa que fuera con una pelota. Baloncesto, balonmano, fútbol… Cuando tenía dos años, mi hermana mayor ya decía que sería futbolista, y acertó.

¿Salió de su país cuando estalló la Guerra o antes?

Yo firmé mi primer contrato profesional en el 87, en el Buducnost. Justo después me convocaron para la selección yugoslava Sub-20 que fue campeona del mundo en Chile.

¿Quién había?

Suker, Boban, Prosinecki, Stimac… Todos con 18 o 19 años. Volvimos como unos fenómenos, la primera vez que los yugoslavos éramos campeones del mundo. Y eso nos lanzó a todos. A mí, al Partizán. La guerra vino después, en los 90. Del 93 al 96 no podíamos jugar con la selección porque había un embargo...

¿Afectó la guerra a su familia?

No tanto, porque estaban en Montenegro y allí el conflicto no era tan acusado como en Serbia, Bosnia o Croacia...

¿Cómo recuerda su fichaje por el Madrid?

Estaba muy feliz en el Valencia. Le debo mucho. Pero todo fue muy turbulento porque se pagó una cláusula de 10 millones de dólares, algo que, entonces, era impensable.

¿Cómo lo vivió?

Fue una cifra récord. Me preocupaba. La primera pregunta en la presentación fue: “Usted vale 1.200 millones de pesetas…”. Por un lado tenía esa presión por rendir, por otro, la tranquilidad de que si habían pagado tanto, si las cosas no me salían me tendrían que aguantar unos cuantos años (risas).

¿Qué vio la primera vez que entró al vestuario?

Ya conocía a muchos. Había venido Suker, que era amigo. Llegó mucha gente nueva, Roberto Carlos, Seedorf… Había leyendas, claro, Hierro, Sanchís, Chendo... Me picaban con mi manera de vestir, porque siempre iba trajeado (risas).

Se sabe mucho de su época como jugador, pero poco de su triunfo como director deportivo en el Madrid.

Era un reto. Llegué en un momento difícil institucionalmente. Florentino había dimitido y había muchos candidatos en las elecciones. Con Ramón Calderón llegué a un acuerdo sobre cómo trabajaría, y me gustó. El Madrid llevaba tres años sin ganar ningún título.

¿Qué se encontró?

Que había jugadores que habían perdido la ilusión. Había que cambiar una generación entera y ganar la Liga.

Diogo, Pablo García, Mejía, Gravesen, Cassano, Robinho, Woodgate, Samuel…

Claro, el problema no era sólo conseguir jugadores nuevos, sino también dar salida a los que no entraban en mis planes, que eran grandes profesionales aunque yo tomara la decisión de cambiar de aires.

¿Cómo lo hizo?

Mezclamos veteranía con juventud. Intenté respetar a los que tenían peso: Raúl, Roberto Carlos, Guti… Todos habían jugado conmigo. Estaban Ronaldo, Beckham... Me apoyé en ellos, vi la disponibilidad que tenían para seguirme y empecé a tomar decisiones. Raúl se portó genial… Bueno, todos.

¿Cuál fue su mejor fichaje?

Todos, hablamos de Robben, Van Nistelrooy, Sneijder, Cannavaro, Pepe, Higuaín… Cada uno ayudó. Pero quizás Marcelo, que llegó con 18 y, más allá de lo poco que costó, hay que ver el rendimiento que ha dado.

Claro…

Y sobre todo Cristiano. Fue nuestra última operación. Lo tuvimos que pelear mucho. Fueron varios meses de negociación. Hubo mucha estrategia y muchas horas detrás del fichaje.

¿Su llegada cambió la historia reciente del Madrid?

Seguramente sí, pero no me gusta hablar de lo que hice bien, porque seguro que hice otras cosas mal. Con todo, Carlos Bucero y yo hicimos un buen trabajo. Vivíamos en el Bernabéu, curramos mucho.

Dígame, ¿a quién no pudo fichar?

En la campaña se habló mucho de Kaká. Era complicadísimo, el Milán no lo quiso vender y el chaval tenía dudas. Y lo paramos y nos fuimos a por Cristiano, como idea de futuro.

¿Y qué futuro le ve a Bale?

Puede que no sea haya adaptado del todo y eso le produce un problema. No está, digamos, contento cuando juega. Y el madridista detecta eso a la velocidad de la luz, porque está harto de ver jugadores importantes. Si no haces lo que esperan de ti, tienes un problema.

¿Un club necesita un director deportivo?

Yo creo que es una figura importante no sólo para dar bajas y hacer fichajes. Debe ser un mediador entre la plantilla y el club, sobre todo en los grandes, donde está la institución y luego el tema deportivo.

¿Quién hace esa función en el Madrid?

Bueno, ahora está en un momento muy dulce y esta figura casi que no es necesaria. En la plantilla hay grandes líderes, y muy sanos. No hace falta apagar fuegos.

¿Raúl encajaría en ese perfil?

Sí, está muy capacitado y puede hacer cualquier trabajo en un club. Desconozco lo que hace ahora, pero seguro que va a ayudar muchísimo para que fluya la relación entre el club y la ciudad deportiva.

¿Usted habría traído otro nueve cuando se fue Morata?

Nunca me ha gustado hablar desde la distancia. Cuando yo era director deportivo me enfadaba mucho que un excompañero opinara (risas). ¿Si vendería a Morata o le convencería para que se quedase? ¿Vendería a Bale? Pues es cuestión de hablar con el entrenador, luego con el jugador, y tomar decisiones.

¿Entonces, necesita el Madrid otro nueve?

No sé, el otro día salió Mayoral y lo hizo perfecto, pero la temporada es larga. Si le pregunta a cualquier entrenador, desearía tener 50 jugadores. Luego, gestionarlo es difícil, aunque en eso Zidane es un maestro.

¿A Modric lo trajo usted?

Es una historia simple. Mourinho es muy amigo mío y yo iba muy a menudo a Valdebebas a tomar café con él. Un día, hablando de fútbol, me dijo que necesitaba un medio con calidad, con control de balón… un cerebro para el centro del campo. Y ahí empezó la historia. Hablé con Luka, que también es amigo, pero no intervine en nada más. Puedo decir que lo recomendé, pero ahí empieza y termina todo.

¿Ve un agujero en la zona del cinco tras salir Pepe?

La temporada pasada lo de Nacho fue un escándalo. Así tienen que pensar los jugadores del Madrid: “Cuando juego lo doy todo, y cuando no juego me entreno mejor todavía”. Es un jugador perfecto para el Madrid, un ejemplo precioso, diría yo, y encima puede jugar en tres puestos. Yo creo que la plantilla del Madrid está bien. No estoy de acuerdo con fichar por fichar. El problema del Madrid es que ya tiene a todos los buenos.

¿Cómo se encuentra en su nuevo papel de comentarista en Carrusel?

Bueno, estamos en una primera fase. En un primer momento dije ok, voy yendo cuando pueda, probamos unos partidos, charlamos y nos lo pasamos bien, y si veo que me llena y me encuentro bien, continuaremos. Y si veis que no lo hago bien, ningún problema.

¿Por qué no lo hizo antes?

Me lo han ofrecido muchas veces, pero no había tenido el interés…

¿Por miedo a quedar mal con la gente a la que se critica?

No… Yo siempre he sido muy claro. Intento no faltar el respeto a nadie pero cuando hay que decir la verdad, se dice.

¿Cómo vive el ambiente que hay en el estudio?

Pues me impresiona, la verdad. Todo es una máquina engrasada, hay un gran equipo de profesionales. Me ha gustado el ambiente, por teléfono entra gente a la que conozco mucho…

¿Ve mucho fútbol?

Muchísimo.

¿No le satura?

Nunca. Nunca he entendido a esos jugadores que dicen que no ven partidos.

¿Habría fichado a Mbappé por 180 millones?

¿Por qué no? El Madrid está obligado, históricamente, a pelear por las grandes promesas.

Pero no tenía sitio…

Un chaval de 18 años, de esta proyección, siempre debe tener sitio, y si no es titular desde el principio, ya lo será en un año. No puedes esperar a que se retire una estrella, un Cristiano o un Modric, para buscar un sustituto. El Madrid, por ejemplo, ha fichado a mucha gente española joven con mucho futuro, y esa es una muy buena filosofía. Pero hay que explicarles que vienen como promesas y que no pueden jugar todo desde el minuto uno.

¿Está el mercado loco?

Es que los tres o cuatro clubes con poder económico se engancharon a la vez por los dos o tres grandes futbolistas del mercado. Y eso encarece y dificulta.

Neymar y Cavani se pelean por los penaltis. ¿Los celos son el fin de un vestuario?

Estas cosas siempre han pasado…

¿Ustedes cómo se organizaban en el Madrid?

Para las faltas, si estaban cerca del área, éramos Hierro o yo; si el perfil era para un zurdo, Raúl o Suker; si era un poco más lejos, Roberto Carlos… Te miras, hay buen rollo, y te entiendes. Luego, si la cagas, no pasa nada.

¿Y los penaltis?

Hierro, yo… “Fer, lo tiro yo”. Hay que tener buen ambiente. Ahora, recién llegados Neymar y Mbappé y con Cavani que lleva muchos años, cada uno quiere tener la posición de líder. Yo nunca me peleé por tirar un penalti o una falta, pero recuerdo un partido ante el Depor en el que me enganché con Seedorf, que es mi hermano, y nos tiramos un minuto diciéndonos de todo... ¡Y ‘Canal +’ grabándolo!

¿Por qué fue?

Pues lo típico, “por qué no cierras”, “por qué no cierras tú”, “corre un poquito más...”.

¿El gran Barça que conocimos se ha terminado?

¡Qué va! Ahora ha llegado el tiempo del Madrid, pero no podemos olvidar lo que han hecho en la última década. Algunos jugadores se han marchado, pero sigue siendo un equipo muy competitivo.

Y tienen a Messi. ¿Había alguien tan por encima del resto como él o Cristiano en su época?

Uno que marcara tanto la diferencia, no. Pero a mí siempre me fascinó Maradona, la energía y las cualidades futbolísticas que tenía…

ClasificaciónPTSPGPEPP
Clasificación completa
Próximos partidos
Calendario
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?