Estás leyendo

En cuartos la Alemania 3.0, un ejército alrededor de Schroder

EUROBASKET | RIVAL EN CUARTOS

En cuartos la Alemania 3.0, un ejército alrededor de Schroder

En cuartos la Alemania 3.0, un ejército alrededor de Schroder

SEDAT SUNA

EFE

Después de la selección que ganó el oro del 93 y la generación Nowitzki, los de Fleming intentan reverdecer laureles con un grupo aguerrido. El partido es el martes a las 17:45.

Alemania (rival de España el martes a las 17:45 horas) se mueve al ritmo que marca Dennis Schroder, 23,2 puntos y 5,7 asistencias por partido (ante Francia repartió ocho pases de canasta en una exhibición que evidenció que es mucho más que un base anotador), pero el base de Atlanta Hawks de madre gambiana ha encontrado un buen grupo de secundarios que está devolviendo a la élite del baloncesto a un país huérfano desde la marcha de Dirk Nowitzki y con sólo dos medallas en la historia de la competición.

El principal socio de Schroder se llama Daniel Theis y jugará en los Boston Celtics la próxima temporada. Theis promedia 10,2 puntos y 6,7 rebotes en este Eurobasket. Mide 2,04 pero tiene brazos largos. En el partido de octavos ante Francia hizo un mate espectacular ante Diaw. Puede salir fuera y tirar. Es versátil y aprovecha los espacios que deja la estrella.

Otro de los especialistas es Robin Benzing, un 2,09 que ha jugado dos años en Zaragoza y que es un jugador con buenos fundamentos ofensivos. Sufre más atrás pero adelante sobrevive con un buen tiro y una decente penetración. Tienen altura los de Chris Fleming, porque en su ‘roster’ también aparecen Johannes Voigtmann y Danilo Barthel. El jugador de Baskonia fue el cuarto reboteador de la Euroliga. El del Bayern, un pívot de equipo. Buen reboteador. Suele mejorar a sus compañeros. Theis, Benzing, Voigtmann, Barthel e incluso Johannes Thiemann, otro 2,05 reclutado por Fleming cuando más perdido estaba, garantizan una rotación amplia para poder molestar a los pívots españoles y algún buen tirador de fuera para aprovechar los espacios que crea Schroder.

Por fuera, en Alemania destaca Lucca Staiger, un consumado tirador que, tenga o no el día, no se corta a la hora de lanzar. Tiene descaro aunque eso en ocasiones le cuesta parciales a Alemania. En la posición de base, Akpinar y Lo le dan descanso a Schroder o incluso compaginan con él para jugar con dos bases. Ante Francia casi mandan el partido al infierno ambos por malas decisiones en los ataques, pérdidas o tiros libres fallados.

Pero por encima de todo, si Alemania está en cuartos de final persiguiendo la tercera medalla de su historia en un Eurobasket (oro en 1993 con la generación de Welp y Harnisch, plata en 2005 con el gran Nowitzki) es por el corazón de un equipo joven que tuvo que jugar una previa para asegurar su plaza y ahora está a un paso de las medallas. Eso es mérito de Chris Fleming, próximo entrenador ayudante en Brooklyn Nets que ha estado también en los Nuggets (donde también es ayudante ahora Jordi Fernández). Sin grandes alardes, toca las teclas justas durante los partidos, no molesta a Schroder y ha hecho grupo: “Estoy orgulloso de lo que han hecho desde la clasificación. Lo merecen todo”.

0 Comentarios

Normas Mostrar