DETOCHO

Por fin los pronósticos de la semana 1 de la NFL

Después de una larga espera, finalmente llegó el momento esperado por todos.
Raiders vs Patriotas en vivo online

Ciudad de México
0
Por fin los pronósticos de la semana 1 de la NFL
TIMOTHY A. CLARY AFP

Ahora entiendo por lo que pasa una mujer embarazada. Sufrir una larga espera para tener finalmente lo que más quieres. Solo que hay pequeñas diferencias.

Son precisamente esas sutiles diferencias lo que hacen que este momento sea especial. Que sea la envidia de toda embarazada. Por principio de cuenta, no hay dolor, náuseas ni cambio de humor. Al menos no hasta que le interceptan a tu equipo.

Imagínense dar a luz a un bebé que nunca se despierta llorando por las noches. Un bebé al que no hay que cambiarle el pañal o que nunca llora en el cine o en el avión.

Un bebé que nace año con año en esa edad perfecta, cuando es adorable y no un boleto al manicomio. Un bebé que durante cinco meses te hará la persona más feliz del mundo. Durante cinco meses al año. Nada más. Nada de escuelas, nada de gastos. Nada de berrinches. Un bebé perfecto solo cinco meses al año.

Y hoy es el día de su nacimiento.

Para celebrarlo, les diré paso por paso lo que sucederá en su primera semana de vida. No pierdan detalle. Crece tan rápido.

Chiefs en Nueva Inglaterra: Si los Patriots sostienen el ímpetu de los últimos 18 minutos de football que jugaron, son malas noticias para los Chiefs. Si los Patriots van a develar su quinto banderín enfrente de un público hambriento de triunfos, son malas noticias para los Chiefs.

Si toda la región de Nueva Inglaterra está loca por restregarle el quinto Lombardi en la cara a su visitante de honor, Roger Goodell, son malas noticias para los Chiefs. Si Alex Smith sigue lanzando pases de tres yardas y su corredor no tiene una sola jugada en la NFL, son malas noticias para los Chiefs.

Si de un lado está Bill Belichick y del otro está Andy Reid, son malas noticias para los Chiefs. Apenas es la primera semana y ya se me están acabando las maneras de decir que no hay forma en que los Patriots pierdan este juego. Punto. Patriots por 9.

Raiders en Tennessee: Los Titans son como esa película de Dwayne Johnson que está por estrenarse (siempre hay una). No sabes si va a ser buena, pero sabes que será entretenida. Y eso es precisamente lo que se espera de Tennessee. No sabemos si hay un buen libreto, pero sin duda invirtieron mucho en efectos especiales.

Marcus Mariota, Corey Davis, Erik Decker, DeMarco Murray. Bajo cualquier estándar eso suena como una ofensiva por encima del promedio. Vamos, sería un equipo de Fantasy más que competitivo. Solo hay un pequeño detalle. Enfrente están los Raiders.

Dejando de lado el fenómeno “Beast Mode”, los Raiders son uno de los pesos completos de la Conferencia Americana. Manteniendo el tema cinematográfico, los Titans son El Padrino II, los Titans son Baywatch.

Mariota inicia la temporada con muchas piezas nuevas y le va a costar entrar en ritmo, en cambio, los Raiders inician con la mente aún en la temporada pasada e intentando resolver la maldita pregunta ¿Qué hubiera pasado si Derek Carr está sano? Los Titans lo sabrán el domingo. Raiders por 5.

Seahawks en Green Bay: Iniciar la temporada con un partido de esta magnitud es saltarse la sopa, e ir directamente por tu corte de 350 grs. del rib eye más grueso y jugoso que hayas visto. No solo es el plato fuerte de la semana, sino uno de los principales en el menú de la temporada.

No sé si les haya pasado. Pero cuando les llega su platillo favorito en su restaurant predilecto, se toman unos segundos adicionales para captar una fotografía mental, una para Instagram si eres milenial. Te permites salivar un poco más.

Aaron Rodgers se portó muy bien todo el año y le compraron un juguete nuevo, Martellus Bennett, y ya tiene todo un arsenal con Jordy Nelson y Randall Cobb. Si tuviera un ataque terrestre sería injusto. También es injusto que no pueda salir a jugar con ellos porque su mamá invitó a casa al niño bravucón, que no puede comprar esos juguetes y se dedica a romper los ajenos.

Sí, estoy hablando de la defensiva de los Seahawks, el niño con el que no quieres tener problemas. El niño que durante las vacaciones creció todavía más con la llegada de Sheldon Richardson. No suena tan bien salir a jugar, ¿verdad Aaron? Para su fortuna, la cita es en casa, donde el niño local no ha sido golpeado por el niño bravucón desde 1999. Packers por 4.

Giants en Dallas: Solo cuatro puntos definieron los dos enfrentamientos entre ambos la temporada anterior. Cuatro puntos que Dak Prescott, Ezekiel Elliott y el resto de la ofensiva de los Cowboys no pudieron anotar ante la potente defensiva de los Giants.

Dallas tiene cuentas pendientes, de sus tres derrotas de campaña regular, dos fueron ante los Giants. Y ahora en casa, en un año nuevo de enormes expectativas y con la plena intención de explotar a Elliott antes de iniciar su suspensión de seis semanas, los Cowboys tienen todos los ingredientes para dar un golpe de autoridad.

Pero no es tan fácil. A pesar de que los Giants posiblemente no cuenten con OBJ, Eli Manning tiene demasiadas armas en la ofensiva, como para mantenerse al paso del poco o mucho daño que puedan infligir los Cowboys. A pesar de que Elliott está activo y en ritmo, dos de los tres peores yardajes por tierra de Dallas en 2016 fueron ante Nueva York, lo que nos dice todo lo que se necesita saber de esa defensiva… y del juego en general. Giants por 5.

 

Y como no hay tiempo que perder, los aclamados ganadores de 3 premios Tony y dos veces nominados al Burbujita de Plata, los TurboPicks:

Jets en Buffalo: La resortera de Daniel El Travieso era más peligrosa que los Jets. Bills por 12.

Falcons en Chicago: Nada para recuperarse de una debacle que una dosis de Mikeglennonina. Falcons por 13.

Steelers en Cleveland: ¿Qué es café, apesta y quedará embarrado por todo el estadio de Cleveland? Si su respuesta no fue “Los Browns” deberían ir a un psicólogo. Steelers por 9.

Ravens en Cincinnati: Este es un duelo digno de película de Rocky… la pelea preliminar, que no entró en la edición. Que nadie vio. Que jamás debió existir. Bengals por 4.

Cardinals en Detroit: Los Cardinals son como aquel estudiante con mucho potencial y que se dejó llevar por el alcohol. Los Lions, también. Lions por 6.

Jaguars en Houston: Lo mismo al Seahawks-Packers pero bajo en grasas… y sin azúcares… ni conservadores… libre de gluten. Creo que ya me entendieron. Texans por 7.

Eagles en Washington: En Washington ya deben estar acostumbrados a no cumplir con las expectativas. Eagles por 3.

Colts en Rams: A los aficionados que permanezcan hasta el final se les dará una colonoscopía gratis (sin anestesia) como compensación. Rams por 4.

Panthers en San Francisco: Si en San Francisco les molesta que un jugador se arrodille, esperen a ver la posición en la que los dejan los Panthers. Panthers por 10.

Saints en Minnesota: Adrian Peterson impondrá disciplina en Minnesota. Saints por 7.

Chargers en Denver: La defensiva de los Chargers es como la novia de Manti Te’o. Broncos por 8.

Eliminator esta semana: Buffalo. Ante la duda, ve siempre contra los Jets.