Estás leyendo

Es oficial: Andrew Luck no juega en la primera jornada

Indianapolis Colts

Es oficial: Andrew Luck no juega en la primera jornada

Es oficial: Andrew Luck no juega en la primera jornada

Los Indianapolis Colts tendrán que comenzar la temporada regular con Scott Tolzien como quarterback y sin saber cuando volverá el titular.

Los Indianapolis Colts han confirmado lo que se sabía, con la lógica de los hechos en la mano, pero que se negaban a asumir desde hace semanas: Andrew Luck no estará disponible para jugar con el equipo en la primera jornada de la temporada regular de la NFL 2017.

Eso es lo que han confirmado, que no jugará en la semana uno. De lo que no han dicho nada, aunque todos nos tememos cosas malas, es de cuando está previsto cuando su gran estrella vaya a volver a los terrenos de juego. Sencillamente no tienen ni idea. Y eso es aterrador para la franquicia.

Andrew Luck se operó en el mes de enero de su hombro derecho. Hace ocho largos meses de eso y aún no ha entrenado en el campo. Aunque el general manager de los Colts, Chris Ballard, ha dicho hoy mismo que mentalmente el jugador está como un toro, que es un competidor admirable y un optimista nato, algo que ya sabíamos, lo cierto es que resulta muy difícil imaginar a un jugador de la NFL, con el castigo físico que llevan encima, dispuesto para jugar ya mismo sin haber estado capacitado ni para entrenar durante ocho meses.

Eso nos deja una situación en la que pensar que Andrew Luck no podrá jugar hasta la semana cuatro o cinco es lo más sensato. Por supuesto, que quede muy claro, esto sólo es especulación. Nadie ha dicho esta boca es mía al respecto, lo cual puede interpretarse como un aún peor signo.

Le sustituirá Scott Tolzien que, de esta manera, se ve avocado a una titularidad con la que nunca soñó. El clásico jornalero de la liga que sirve como brazo del campo de entrenamiento y como suplente para momentos puntuales y que, de repente, comienza toda una temporada dirigiendo a su equipo.

Detrás de él estará Jacoby Brissett. El quarterback ha llegado este mismo fin de semana desde los New England Patriots en un traspaso en el que los Colts han perdido a Phillip Dorsett, un receptor de nada menos que una primera ronda del draft de 2015. Han tenido que soltar talento, aunque es cierto que, de momento, sin explotar, a cambio de buscar un mínimo de estabilidad en el puesto más importante sobre el campo.

La temporada pinta espantosa para los Indianapolis Colts. El futuro del equipo pasa, que duda cabe, por Andrew Luck, un talentazo inmenso que bien por falta de compañeros, bien por decisiones erróneas en la construcción del equipo, bien por tener un mal entrenador, bien por problemas físicos, sigue sin demostrar porque se le consideró la promesa más impactante en el puesto de quarterback desde Peyton Manning. Ahora tendrán que ser pacientes, algo que no han hecho en su periplo en la liga, porque forzarle ese hombro pinta a suicidio. Y sin Luck, echando un ojo a la plantilla, las perspectivas de los Colts son terribles para el 2017.

0 Comentarios

Normas Mostrar