Estás leyendo

Valverde terminó con lágrimas de dolor la etapa de su tierra

LA RUTA DE LA VUELTA

Valverde terminó con lágrimas de dolor la etapa de su tierra

Valverde terminó con lágrimas de dolor la etapa de su tierra

Jesús Rubio

En la Vuelta de 2004, al murciano se le saltó un piñón camino de Caravaca y casi abandonó. Sus compañeros le ayudaron a llegar a meta.

Madrid

La Vuelta a España de 2004 se dirigía a Caravaca de la Cruz en una jornada presumiblemente tranquila, que se convirtió en una pesadilla para un ciclista a partir del kilómetro 7. A Alejandro Valverde se le saltó un piñón, dio una pedalada en falso y salió despedido por encima de su bicicleta. “Pegó con la cabeza en el suelo y se cayó debajo de un guardarraíl”, explicó Carlos García Quesada, su compañero en el Comunitat Valenciana-Kelme.

El médico de la Vuelta, Juan María Irigoyen, ayudó a Valverde a levantarse. Estaba aturdido. Poco a poco recuperó el sentido. Y soltó un desgarrado grito, derrumbado sobre el manillar: “¡Se me ha saltado un piñón...!”. No pudo evitar las lágrimas. A su alrededor, otros colegas del equipo también lloraban.

El murciano, entonces de 24 años, retomó la carrera, tremendamente dolorido. “Al principio no podía pedalear, se quejaba de la cadera y una rodilla. Entre los kilómetros 10 y 15 se quiso retirar, pero le convencimos de que siguiera. Supo sufrir”, relató otro gregario, David Latasa.

Valverde logró terminar por el apoyo de sus compañeros, que a ratos le llevaron a empujones, y por el beneplácito del pelotón, que ralentizó la marcha. No lo hizo David Zabriskie, escapado desde dos kilómetros antes: “No podía parar, tenía que ir a lo mío”. Pero años después fue descalificado por el caso Armstrong. Oficialmente, no hay ganador de aquella etapa.

0 Comentarios

Normas Mostrar