Estás leyendo

Alonso ya tiene su respuesta

Alonso ya tiene su respuesta

Alonso fue claro a comienzos de junio. Justo después de su experiencia en Indianápolis, durante el GP de Canadá, reveló su planteamiento respecto al proyecto de McLaren-Honda. “Si ganamos antes de septiembre, que es cuando tomaré una decisión, seguiré aquí”, dijo en la primera declaración clara sobre su hartazgo con la situación. Pues ya hemos visto lo ocurrido en Bélgica: se juega la vida en un circuito de valientes, demuestra su ambición con una salida magistral y, a continuación, no le queda más remedio que calificar el rendimiento de su monoplaza como vergonzoso… justo antes de que el propulsor japonés le volviera dejar fuera de carrera. ¿Necesita algo más para saber que semejante desastre carece de solución? Yo diría que no, que es sólo cuestión de tiempo una ruptura inevitable.

Es evidente que tampoco hay una alternativa óptima para el ovetense, a día de hoy falta un volante competitivo para él en la Fórmula 1. Las puertas de Ferrari están cerradas, se antoja poco probable que haya vacantes en Mercedes y no creo que Renault o Williams sean equipos para satisfacer de inmediato su hambre de triunfo. ¿La continuidad en McLaren es posible? Por serlo, desde luego pero me gustaría que no ocurriera así, no debería ser así. Simplemente por una cuestión de dignidad, de honestidad con su propia profesionalidad y talento. Lo de ese equipo es hoy una auténtica tomadura de pelo, una burla de la que Alonso, en estos momentos de su vida y de su trayectoria deportiva, no debería ser cómplice. Mejor probar fortuna en otro campeonato que seguir soportando tal despropósito. Pronto saldremos de dudas…

0 Comentarios

Normas Mostrar