NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

New England Patriots

Problemas en el paraíso: Edelman fuera todo el año

Los New England Patriots pierden a su receptor más utilizado debido a una lesión de ligamentos de rodilla. Además, cortan a Kony Ealy.

Actualizado a
Aug 25, 2017; Detroit, MI, USA; New England Patriots wide receiver Julian Edelman (11) gets tackled by Detroit Lions strong safety Tavon Wilson (32) during the first quarter at Ford Field. Mandatory Credit: Raj Mehta-USA TODAY Sports
Raj MehtaUSA Today Sports

Los New England Patriots han perdido a Julian Edelman para toda la temporada. En el primer drive de su partido de pretemporada contra los Detroit Lions, el receptor se partió los ligamentos de la rodilla y el periodo de recuperación de esta lesión se va a los nueve meses, por lo que el equipo tiene que vivir sin él.

Es una baja monumental. Ningún receptor, en toda la liga, capturó más pases que él tras la semana diez de la pasada temporada. Durante todo 2016, cogió 98 pases paras 1.106 yardas, de largo los mayores números de los Patriots. A nivel histórico, sólo Wes Welker y Rob Gronkowski han sido objeto de más lanzamientos por parte de Tom Brady en toda su carrera.

Su posición en el campo, poco menos que un invento de Bill Belichick y Josh McDaniels, es la de un receptor de posición, un recpetor de slot, o un running back que partiese desde las posiciones exteriores ¿exagerado? En absoluto. Julian Edelman se ha convertido en el referente de un diseño que nació con Wes Welker y que, partiendo de New England, ha conquistado casi todos los ataques de la liga.

Es por eso que su baja es crucial, enorme, y sería catastrófica casi en cualquier sistema y en cualquier organización.

Por supuesto, no hablamos de cualquier sistema o cualquier organización. El equipo de los Patriots se ha caracterizado, en los últimos 15 años, por una filosofía "nex man up", que pase el siguiente, en el que todo el mundo es importante pero nadie es imprescindible. El propio Edelman fue, en su día, entendido como un disparo al aire, un imposible quarterback reconvertido a pequeño receptor para ocupar el enorme hueco que Welker dejaba en la plantilla. Y salió como he descrito antes.

Además, si nos ceñimos sólo al ataque, los esquemas de New England hacen que sus aparentemente infinitos receptores y corredores, algunos de ellos semidesconocidos, pululen por el campo buscando la forma de sacar ventaja en los emparejamientos individuales mientras Tom Brady elige al que más ventaja tiene, sin importar su nombre, su número o su pedigrí.

Desde ese punto de vista, es fácil imaginar que, a pesar de la gran pérdida, la sustitución no será traumática. El sistema y la filosofía del equipo se encargan de ello. Brandin Cooks y Chris Hogan tendrán más balones, Rex Burkhead y James White serán más versátiles, Austin Carr se dará a conocer al gran público y el engranaje seguirá funcionando.

Como seguirá funcionando tras cortar a Kony Ealy. Porque, en otras noticias relacionadas con la franquicia, los Patriots han cortado al pass rusher que llegó de los Carolina Panthers y por el que pagaron ocho posiciones del draft, que esa es la diferencia entre la segunda ronda que mandaron a Carolina y la tercera que recibieron de los Panthers. No se ha adaptado y aquí el problema sí es mayor, porque la profundidad del puesto es escasa en la plantilla de New England.

Problemas en el paraíso. El gran favorito ha sufrido un revés. Y es de importancia, pero más lo sería de ocurrir en un esquema ofensivo menos profundo que el de los Patriots y en una organización menos preparada para sustituir a cualquiera que la de New England. Esta gente ganó una Super Bowl sin Rob Gronkowski, así que no lloréis en exceso por ellos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?