Estás leyendo

Récord: se llegará a los 5G en la curva Pouhon de Spa

FÓRMULA 1 | GP DE BÉLGICA

Récord: se llegará a los 5G en la curva Pouhon de Spa

Record: se llegará a los 5G en la curva Pouhon de Spa

Los nuevos coches y la aerodinámica hacen que se pase de tres a cinco en ese punto del trazado, pasarla a fondo es un reto para los pilotos.

Spa Francorchamps

Al llegar a la pequeña ciudad de Spa, casi en el centro, se encuentra un precioso edificio construido en 1880 por el arquitecto Víctor Besme, es el llamado Pouhon Pedro el Grande, llamado así porque ese Zar fue curado de sus afecciones pulmonares, presuntamente, por beber este agua. Ahora es la oficina de turismo y centro de exposiciones, de hecho ahora hay una de Joan Miró, pero además es un manantial que produce 21.000 litros al día de un tipo de agua gaseosa, rica en hierro y sales minerales, el agua Pouhon. De ahí toma su nombre la curva más complicada en estos momentos del circuito de Spa Francorchamps.

Y es que más allá de la merecida fama de Eau Rouge, una terrible subida en la que parece que los pilotos va a tocar el cielo, con los coches actuales Pouhon es mucho más compleja y, según varias fuentes consultadas por AS, este año los pilotos podrían llegar a un récord de fuerzas G en ese punto y llegar de las tres y media de otras temporadas a algo más de 5G al pasar por esa curva.

“Siempre se habla de Eau Rouge, pero la curva más determinante de este circuito es Pouhon, una curva de sexta, en bajada y de doble vértice, casi nada, algo muy difícil”, decía Pedro de la Rosa que conoce muy bien este circuito. Otro piloto que cuenta lo especial que es esa curva es Roberto Merhi, que este año corre en F2: “Es la curva más difícil probablemente de todo el año, con los F1 actuales quizá se puede hacer a fondo, pero es muy difícil, es muy rápida, en bajada y lo más difícil es coger el punto en el que tienes que girar. Yo cuando paso por ahí siempre me quedo con la impresión de que quizá lo podría hacer aún mejor. Las sensaciones que vives ahí son difíciles de explicar”.

Pero, ¿cómo es Pouhon? Pues es una curva rápida, se toma en quinta marcha, doble enlazada sobre la mitad del segundo sector y la clave es controlar el movimiento que puede hacer la parte trasera del monoplaza ya que después llega otra curva de izquierdas. Se la conoce como la doble de izquierdas. Se llega en sexta marcha a unos 310 km/h, pasas a quinta, después a sexta otra vez levemente para frenar en cuarta a la siguiente curva. No se toca el freno y el reto está en hacer toda la sucesión de curvas con el pie a fondo.

Uno de los que lo va a intentar es Daniel Ricciardo, para el australiano es la mejor curva del Mundial: “Me gusta el Pouhon. Es una curva rápida y descendente, probablemente mi favorita”. También para Hamilton es especial: “En este circuito hay varios sitios como Eau Rouge o Blanchimont en los que las sensaciones son increíbles, pero sobre todo en Pouhon, todo el cuerpo está al límite y aún así te sientes presionado para ir aún más rápido”.

Recordemos que las Fuerzas G son una medida intuitiva de aceleración basada en la aceleración que produciría la gravedad en un objeto en condiciones ideales. Por ejemplo una palmada fuerte en la espalda, esa que hace el clásico amigo gracioso, son unos cuatro G, algo similar a cuando vamos en la montaña rusa. O lo que van a vivir los pilotos, en la vuelta de calificación de Spa, con el reto de dar a fondo Pouhon, la curva de los cinco G, una de las más difíciles del mundo.

0 Comentarios

Normas Mostrar