Estás leyendo

David Ferrer arrolla a Thiem y espera a Kyrgios en semifinales

MASTERS 1.000 CINCINNATI

David Ferrer arrolla a Thiem y espera a Kyrgios en semifinales

David Ferrer.

EFE

David Ferrer volvió a mostrar su mejor tenis y solo necesitó una hora y 17 minutos para vencer por 6-3 y 6-3 al austríaco Dominic Thiem.

El español David Ferrer volvió a mostrar su mejor tenis y solo necesitó una hora y 17 minutos para vencer por 6-3 y 6-3 al austríaco Dominic Thiem, tercer cabeza de serie, en los cuartos de final del torneo Masters 1.000 de Cincinnati.

La victoria le permite a Ferrer, de 35 años, y número 31 del mundo, volver de nuevo a las semifinales de un torneo Masters 1.000 por primera vez desde 2015.

Su rival en las semifinales será el australiano Nick Kyrgios que esta misma noche se ha impuesto a Rafa Nadal. El duelo contra el australiano será el segundo y tiene ventaja de 1-0 cuando ganó en el Open de Estados Unidos de 2015.

Ferrer, que confirmó el gran momento de forma por el que atraviesa, no dio nunca opción al joven austríaco, que fue superado en todas las facetas del juego, algo que el mismo había anticipado al valorar el duelo con el veterano tenista español.

El jugador de Jávea comenzó seguro con su saque y dominante desde el fondo de la pista, gracias a una derecha demoledora y un resto que hizo posible que le hiciese el break que necesitaba para llevarse la primera manga en apenas 34 minutos.

Todo parecía indicar que Thiem reaccionaría en la segunda, pero Ferrer se encargó de demostrar que iba en serio con su tenis, que no haría ninguna concesión y que su condición física es muy buena.

De ahí, que en el primer juego después de tener tres pelotas de rotura de punto, en la cuarta la aprovechó y le hizo el "break" a Thiem, del que el tenista austríaco ya no se pudo recuperar.

Ferrer estuvo dominante con su saque, especialmente con el segundo, aunque en el sexto lo cedió para poner el empate parcial en el marcador con 3-3.

Sin embargo, la perdida de servicio para nada afectó el juego y la moral de Ferrer, que de nuevo en el séptimo juego se lo rompió de forma brillante con su resto y golpes desde el fondo de la pista y, a partir de ese momento, Thiem comprendió que no tenía nada que hacer ante la inspiración del veterano tenista español.

Ferrer lo confirmó al conseguir la tercer rotura de la manga, cuarta del partido, para asegurar la victoria en el décimo juego al aprovechar la segunda de las dos pelotas de partido que dispuso y alzar los brazos pleno de satisfacción por volver de nuevo a estar entre la elite del tenis mundial.

El tenista de Jávea acabó el partido con dos "aces" y cuatro dobles faltas, un 86 por ciento de acierto del segundo saque con el que, además, ganó el 70 por ciento (14 puntos), mientras que Thiem logró cuatro saques directos, pero cometió tres dobles faltas y su segundo saque fue presa siempre de un gran resto por parte de Ferrer.

El jugador alicantino cedió solamente una vez el saque de dos oportunidades que le dio a Thiem que salvó cinco de las nueve que generó Ferrer, que empató 1-1 su marca individual con el jugador austríaco.

Antes del triunfo de Ferrer llegaron los del búlgaro Grigor Dimitrov, séptimo cabeza de serie, que se impuso con facilidad por 6-2 y 6-1 al japonés Yuichi Sugita y jugará la primera semifinal ante el estadounidense John Isner, decimocuarto cabeza de serie, que venció en el duelo de compatriotas al joven de 20 años, Jared Donaldson, la revelación del torneo, por 7-6 (4) y 7-5.

El duelo entre Dimitrov e Isner, que volvió a tener su mejor arma en el saque, colocó 25 'aces' por cinco dobles faltas, será el segundo entre ambos como profesionales con ventaja de 1-0 para el tenista estadounidense, el que logró en la segunda ronda del Masters 1.000 de Miami, en 2015 (7-6 (2) y 6-2).

0 Comentarios

Normas Mostrar