Estás leyendo

Un ex general manager, twitter y toneladas de sinceridad

Washington Redskins

Un ex general manager, twitter y toneladas de sinceridad

Un ex general manager, twitter y toneladas de sinceridad

Matt Hazlett

Getty Images

Scott McCloughan, despedido esta temporada como jefe de los despachos de los Washington Redskins, ha convertido en oro su red social.

Detesto los consejos. Que me los den y darlos. Que me los den porque tengo una reactancia que no es ni medio normal y suelo hacer justo lo contrario de lo que me dicen y, como la mayoría de ellos son de buena gente que me quiere y sabe de lo que habla, no me sirven más que para hacerme daño. Y darlos porque son horrorosos y si alguien los siguiese, que ojala nunca se de el caso, me sentiría muy culpable.

Es por eso que os voy a dar un consejo: si os va twitter, seguid a Scott @MccloughanScot

El que fuera general manager de los Washington Redskins es oro puro, una joya absoluta de lo que debería ser cualquier persona en esa red social masiva. Su personalidad, su forma de actuar, es de una nobleza, sinceridad y simplicidad que asombra. Y como resulta que sabe de football y de la NFL una barbaridad, su seguimiento no hace más que darnos momentos maravillosos.

Lo cierto es que no debería sorprenderenos. McCloughan es uno de los personajes más heterodoxos y, para mí, interesantes de la NFL. Entre 2005 y 2009 ayudó a construir un equipo soberbio en los San Francisco 49ers; la mayoría de los jugadores que eligió en el draft explotaron en la era de Jim Harbaugh. Entre los años 2010 y 2013 hizo lo propio con los Seattle Seahawks. En ambos casos fue capital para armar plantillas, con especial incidencia en las defensas, que pelearon por la Super Bowl.

Dejó ambos trabajos por su propio voluntad y por problemas de alcoholismo. Sin más. No sólo no lo negó sino que fue abierto y franco al respecto. A los 49ers les dijo que se estaba divorciando y eso le había llevado al abuso con la bebida, y a los Seahawks que había recaído. Salió por su propio pie para tratarse de su adicción en sendas ocasiones.

En 2015 le ficharon los Washington Redskins para ser general manager. Su periplo acabó este año en marzo, antes del draft, con una sucesión de acontecimientos extraños y no explicados aún. Se le impidió hacer su trabajo y se filtró que había vuelto a la bebida y que en el vestuario no le quería nadie. Poco después se filtró que los jugadores estaban muy molestos con esa idea, porque no era verdad y, aunque él no dijo esta boca es mía, desde su entorno se negó que estuviera bebiendo de nuevo.

Conociéndole, apostaría a que no miente. Porque no parece que nos haya mentido jamás. Salió de los Redskins por la puerta de atrás, en silencio, aguantando el chaparrón de rumores (nunca nada oficial) sin responder y, ahora, de repente, reaparece en twitter y nos deja perla tras perla de hombre sincero y encantador.

Mirad algunos ejemplos:

Le preguntan si Kaepernick es suficientemente bueno para ser titular este año en la NFL y responde "sí". ¿Tienes el #1 del draft, firmas a Cousins o eliges un QB? "Escojo un pass rusher". ¿Jugador que más peleaste por draftear en Seattle? "Andy Dalton". ¿Wentz, Dak Prescott o Jared Goff? "Wentz". ¿Cual es el jugador con más valor de este draft, por donde fue elegido? "Jonathan Williams". ¿Cual es la cosa más importante para hacer a una franquicia exitosa? "La línea ofensiva y la línea defensiva. En cualquier orden". 

Scott McCloughan es probable que no tenga nunca más una oportunidad como general manager. Es más normal que alguien se lo lleve para su equipo como ojeador, labor para la que ha demostrado ser uno de los mejores del mundo y que, según esta misma cuenta de twitter, es lo que está haciendo ahora mismo a título individual porque es lo que más le gusta. El día que vuelva a tener trabajo perderemos esta maravilla que es su uso de la red social. Y yo que me alegraré.

0 Comentarios

Normas Mostrar