Nadal vuelve a ser el rey, ¿quién lo iba a decir?

Cada raquetazo de la temporada 2017 nos ha trasladado a una fecha: el 19 de octubre de 2016. A una fotografía: Rafael Nadal y Roger Federer posando juntos en la inauguración del centro deportivo que el balear tiene en Manacor. Y a una frase del suizo: “Aquel día, Rafa y yo pensábamos que estábamos para jugar partidos benéficos”. Federer pronunció estas palabras tras vencer a Nadal en la final del Open de Australia. Ambos, ya treintañeros, salían de sendas lesiones y de una larga sequía. Y nadie, ni siquiera ellos, se imaginaba que podrían reeditar su histórico duelo con un título de Grand Slam en juego. No fue un destello aislado. Después, el español ha reconquistado Roland Garros y el suizo se ha coronado en Wimbledon. Su dominio no es el mismo que antaño, los años tienen su peso… Pero pesa más su clase y su orgullo.

Otra fecha: el 18 de agosto de 2008. Tras proclamarse campeón olímpico en Pekín, Nadal accedía por primera vez al número uno mundial de la ATP. Desde entonces ocupó ese puesto 141 semanas, en tres épocas diferentes, la última en julio de 2014. El próximo lunes, nueve años y tres días después de su estreno, retomará el liderazgo. Hace sólo un año, Rafa estaba instalado en el número 5. ¿Qué ha pasado desde entonces? Pues que Andy Murray y Nole Djokovic están reventados físicamente tras su combate de la campaña anterior, y que los jóvenes de la #NextGenATP no son capaces de asaltar el trono. No tardarán en desembarcar, ya avisaron la semana pasada Shapovalov y Zverev en Montreal. Mientras ese día llega, Nadal vuelve a ser el rey, en un mano a mano con su eterno rival. ¿Quién nos lo iba a decir aquel 19 de octubre?