Estás leyendo

El Atleti, de vendedor a retener a sus estrellas: Oblak, Griezmann...

ATLÉTICO DE MADRID

El Atleti, de vendedor a retener a sus estrellas: Oblak, Griezmann...

Oblak, Koke y Griezmann.

AS

El equipo rojiblanco no negociará con el PSG por el portero esloveno y se remite a la cláusula de 100 millones de euros. Antes hizo lo mismo con varios jugadores.

México

El PSG quiere reforzar la portería en el multimillonario proyecto de Al Khelaïfi por conseguir la primera Champions League para el club francés. Tras la incorporación de Neymar por la estratosférica cifra de 222 millones de euros de su cláusula de rescisión, el presidente del PSG se ha encontrado con la negativa del Atlético por negociar por Jan Oblak, que se remite a los 100 millones de su cláusula. 

Oblak durante un partido de Champions.

Pese a que el equipo francés podría tratar de incluir a jugadores en la operación como sería Pastore, el Atlético no piensa aceptar menos del importe de su liberación estipulado en el contrato, que tratan de revisar con su agente. El endurecimiento del club rojiblanco a la hora de negociar en los últimos años ha provocado que jugadores como Griezmann, Saúl, Koke, Carrasco o el propio Oblak continúen en la plantilla. Todos ellos han visto recompensada su permanencia con un aumento en su salario. El propio Simeone ha sido una de las piezas más cotizadas del club, pero tampoco han conseguido convencerle otros clubes pese a sus mareantes ofertas. 

Durante la presente temporada, el Atlético rechazó importantes ofertas por Saúl Ñíguez, que finalizó la Eurocopa Sub-21 como máximo goleador para renovar poco después aumentando su cláusula a 150 millones de euros. Aunque el ejemplo más claro sería el de Griezmann. El Manchester United estaba dispuesto a pagar la cláusula de 100 millones por él, pero tras las negociaciones entre los dirigentes atléticos y el francés con la intermediación de Simeone, el galo renovó hasta 2022 duplicando su cláusula durante el mercado veraniego hasta que la sanción del TAS, que impide al equipo inscribir futbolistas hasta el próximo enero, llegue a su fin. También por Carrasco y Koke se han desoído multimillonarias ofertas y se ha mejorado el contrato de los futbolistas hasta crear una columna vertebral de jugadores con 100 millones o más de cláusula. Otros futbolistas como Godín o Giménez también han preferido continuar vistiendo la camiseta rojiblanca, algo que Simeone ha reconocido y celebrado públicamente. 

Griezmann en pretemporada.

Si bien la sentencia del TAS ha reforzado la dureza del Atlético en las negociaciones, ya que no podrían buscar sustitutos a las ventas hasta enero, recientemente era habitual ver como las estrellas del equipo salían después de que se llegase a un acuerdo con otro club. La baja de Arda Turan fue la última gran venta traumática del club. El turco salió con destino al Barcelona por una cantidad cifrada en 34 millones más siete en variables, sin necesidad de que un rival directo por la Liga y la Champions pagase su cláusula. Arda era titular indiscutible para Simeone, que tenía en el futbolista al temporalizador y la pausa del equipo. 

El año anterior, tras el título de Liga, el punta y máximo goleador del equipo Diego Costa se marchaba al Chelsea en esta ocasión sí por el importe de la cláusula de rescisión, de 38 millones de euros, pero tras negociar los dos clubes y sin necesidad de que los blues acudiesen a LaLiga a depositar su importe. "Ambas entidades han llegado a un acuerdo por el que el club londinense se obliga a abonar el importe íntegro de la cláusula de rescisión" citaba el Chelsea en su comunicado. Una situación similar a la vivida este año con Theo Hernández, que se ha marchado al Real Madrid por un precio superior al estipulado en la cláusula tras la negociación de los dos equipos, pero sin que el francés hubiese debutado con el primer equipo y supusiese un desbarajuste en el once de Simeone. El mismo año que Costa también se marchaba al Chelsea Filipe Luis por una cifra entre los 20 y los 25 millones. Fue el propio brasileño el que en su regreso recuperó el lateral izquierdo como virtud en el juego del Atlético en después de pasar solo un año en la Premier. Ahora se espera que suceda lo mismo con Diego Costa y que el Atlético vuelva a contar con un nueve de garantías consiguiendo su retorno. 

Diego Costa con el Atlético.

Simeone ya había vivido la baja de su gran estrella en 2013 con el adiós de Falcao, traspasado al Mónaco por 45 millones de euros. Tampoco fue del agrado del argentino la venta de Raúl García, aunque en esta ocasión fue por decisión del propio jugador. Aunque en su primer mercado de fichajes al mando del Atlético, una venta indeseada se convirtió en algo beneficioso deportivamente. Salvio fue traspasado por el equipo rojiblanco al Benfica, que pagó más de 10 millones por el argentino. El adiós del jugador extracomunitario permitió que Diego Costa tuviese hueco en la plantilla y se convirtiese en uno de los mejores delanteros del mundo a las órdenes de Simeone. 

0 Comentarios

Normas Mostrar