Héctor Moreno y la Roma pierden el Antonio Puerta ante Sevilla

Sevilla
2
FIN
1
Roma

TROFEO A. PUERTA | SEVILLA-ROMA

Héctor Moreno y la Roma pierden el Antonio Puerta ante Sevilla

Héctor Moreno y la Roma pierden el Antonio Puerta ante Sevilla

Raúl Caro.

EFE

Correa y Mercado se lesionaron en el debut de Nolito, anotó el segundo gol, y Jesús Navas. El primer gol del equipo hispalense fue de Escudero.

El Sevilla se llevó el noveno Trofeo Antonio Puerta tras imponerse al Roma de Monchi por 2-0. Escudero y Nolito hicieron los dos tantos sevillistas en una segunda mitad en la que banda izquierda de Nervión funcionó a las mil maravillas.

Alineó Berizzo un once con un único fichaje, Banega. Sin embargo, la fatalidad se cebó con el Sevilla en la primera mitad y dos hombres que apuntaban a titulares el miércoles en la Champions cayeron. Correa se fue por problemas musculares y Mercado con un golpe en la rodilla.

Nolito y Corchia, ahora sí dos fichajes, los suplieron. En cuanto a juego, el orden se impuso sobre la creatividad y ambos equipos sólo llegaron a portería con tiros lejanos. Los italianos lanzaron buenas contras, pero ninguna culminó en ocasión clara. A Sevilla y Roma parecía pesarles demasiado las piernas y ninguno quiso arriesgar más de la cuenta.

El segundo acto comenzó más animado. El romanista Defrel se topó con el palo de la portería sevillista y Krohn Dehli replicó con un cabezazo picado. Fue la última acción del danés antes de ser sustituido por Jesús Navas, que arrancó una sonora ovación de la grada sevillista. El palaciego incluso se reía de como atronó el cántico con su nombre desde todas las gradas del Sánchez Pizjuán.

Con Navas en un flanco y Nolito en el otro, el partido adquirió una velocidad que no había tenido antes. Las llegas a ambas áreas fueron constantes, hasta que Nolito leyó bien una jugada por la izquierda para aguantar la llegada de Escudero, que luciendo el brazalete de capitán hizo el 1-0. El Roma quiso llegar y tuvo acercamientos, pero el Sevilla contaba con la motivación de un Nolito que quería estrenarse con su nueva camiseta. Y lo hizo en el 89 con su clásica jugada, recorte desde la izquierda y tiro cruzado con la derecha. El Trofeo Antonio Puerta se iba a quedar en Nervión y ni el postrero gol de Dzeko lo evitó.

0 Comentarios

Mostrar