Estás leyendo

La primera mujer y el primer atleta

La primera mujer y el primer atleta

Miriam Blasco y Daniel Plaza se sentaron juntos en distendida charla, en el autobús que les desplazó el pasado 13 de julio al Estadio de Montjuïc, para participar en la histórica foto de la Gala de Homenaje a los Medallistas Olímpicos que organizó AS por su 50 Aniversario. A ambos les unen varias cosas: el deporte, la provincia de Alicante, la política del PP… Pero especialmente una fecha: el 31 de julio de 1992. Hace 25 años, Miriam y Daniel se alzaron campeones en judo (56 kg) y en 20 km marcha en los Juegos de Barcelona. La cosecha podría haber crecido si Valentí Massana no hubiera sido descalificado cuando tocaba la plata. Sus éxitos colocaron a España con cuatro oros. Pero tenían una relevancia mayor, porque ambos se convirtieron en pioneros, en la primera mujer y el primer atleta.

A ella le gusta recordar que sale en una pregunta del Trivial: ‘¿Quién fue la primera española que ganó un oro olímpico?’. La respuesta es Miriam Blasco, por solo un día de ventaja sobre la también judoca Almudena Muñoz. En febrero, Blanca Fernández Ochoa ya se había inscrito como la primera medallista con su bronce en Albertville, cuando los Juegos de Invierno se disputaban el mismo año. Miriam catapultó a las mujeres, que desde entonces suman 13 oros (a la espera oficial de Lydia Valentín), cuatro de ellos en Barcelona 92… Y uno de Mireia Belmonte, que tan brillantes resultados acaba de lograr en los Mundiales de Budapest. Plaza también abrió una senda inexplorada, con su oro en atletismo ocho días antes que Fermín Cacho en 1.500. Luego sólo ha habido un oro más: Ruth Beitia. Una mujer.

0 Comentarios

Normas Mostrar