Estás leyendo

Villanueva firma con Steelers; Le’Veon Bell se ausenta

AFC NORTE

Villanueva firma con Steelers; Le’Veon Bell se ausenta

Villanueva firma con Steelers; Le’Veon Bell se ausenta

Andy Lyons

Getty Images

Pittsburgh ya tiene quién le cuide la espalda a Ben Roethlisberger, a cambio, el running back brilló por su ausencia.

Ciudad de México

Fue un primer día de training camp sui generis para los Pittsburgh Steelers. Y, extrañamente, el camión de bomberos en el que James Harrison llegó a Latrobe no tuvo nada que ver.

Un día de claroscuros, sería la mejor definición. Hubo buenas noticias, hubo muy malas noticias, y hubo algo que solo podría describirse como AntonioBrownsoniano.

Pero como soy un optimista empedernido, comencemos con las buenas.

Los Steelers garantizaron la presencia del tacle Alejandro Villanueva durante todo el campo de entrenamiento después de llegar a una extensión de contrato por cuatro campañas a cambio de unos 24 millones de billetes con la cara de George Washington, de acuerdo a un reporte NFL Network, por lo que la cifra debe ser correcta.

El temor de los Steelers de que Villanueva no se presentara al campo de entrenamiento estaba justificado. El tacle no había firmado su oferta de derechos exclusivos por 615.000 dólares, por lo que técnicamente no estaba bajo contrato.

Sin embargo, esos temores se disipan ahora que Villanueva está asegurado por cuatro años más en Pittsburgh para anclar lo que se ha convertido en una de las mejores líneas ofensivas de la NFL. Con Villanueva protegiendo el lado ciego, el centro de Pro Bowl Maurkice Pouncey, y el guard All-Pro David DeCastro, Pittsburgh admitió apenas 21 sacks la campaña anterior, la segunda menor cantidad en la NFL.

Y ahí no paran las buenas noticias, hay línea ofensiva para rato.

“Es raro, especialmente en esta liga, que toda la línea esté bajo su segundo contrato, es algo que en realidad no sucede”, reconoció DeCastro. “Debemos hacerlo notar”.

La unidad de Villanueva, Ramon Foster, Pouncey, DeCastro y Marcus Gilbert, es considerada una de las mejores por su versatilidad de proteger el pase y abrir huecos en el ataque terrestre. Ahí vienen las malas noticias.

De momento, esa potente masa humana no tiene a quién abrirle los huecos.

El estelar Le’Veon Bell hizo válido su compromiso y no se presentó al primer día del training camp. Bell, quien no logró un acuerdo a largo plazo y jugará la próxima campaña como jugador franquicia, no está obligado a presentarse así como tampoco es sujeto a multas y sanciones ya que aún no firma su oferta por 12.1 millones de dólares.

“Es un poco frustrante, pero son negocios”, dijo Bell después de no concretar un pacto antes de la fecha límite. Lo ratificó el jueves. Bell juega actualmente para el equipo Bell, y si quiere conseguir el contrato al que aspira el año entrante, tiene que cuidarse él y no los sentimientos de los Steelers.

Al coach Mike Tomlin no parece preocuparle mucho la situación. Aseguró que tuvo una conversación muy honesta con Bell recientemente y que lo demás está fuera de sus manos. Por lo que el novato James Conner tomará las repeticiones de primer equipo como running back titular, hasta que a Bell se le antoje firmar y reportarse.

Varios de sus compañeros, hicieron un llamado a Le’Veon para que reconsidere su postura y se presente al campo de prácticas. Los tonos variaron.

DeCastro, fue crudo y directo con la realidad del lado empresarial del juego.

“Lo más grande del football, es que no importa quien seas, esto sigue sin ti”, dijo el guard. “Es una desafortunada verdad, pero es cierto. Si no estás aquí, debemos avanzar”.

Por su parte, Antonio Brown, continuó con su postura de redes sociales y exhortó a Bell a que se integre lo más pronto posible para mantener intactas las aspiraciones de Pittsburgh.

“Estamos intentando hacer algo especial aquí y nos gustaría que todos estuvieran presentes”, dijo Brown, quien recalcó a la prensa sus publicaciones en línea. “El primer paso para mejorar es presentarse”.

Nadie tiene que decirle a Brown cómo y cuándo presentarse. El espectacular receptor lo hizo a bordo de un Rolls Royce Phantom I de 1931 con todo y chofer. Se nota quién sí firmó su contrato multimillonario.

0 Comentarios

Normas Mostrar