EL PERFIL

Juan Larrea: 30 años con Ángel María Villar codo a codo

Es el encargado de las cuentas de la FEF y es el delegado de la Selección absoluta, por lo que ha hecho casi todos los viajes con La Roja.

0
Larrea y Villar
CHEMA DIAZ DIARIO AS

Juan Larrea (San Sebastián) es el jefe del fútbol guipuzcoano desde 1987. Es decir, llevar 30 años como presidente de la Federación Guipuzcoana, después de la reelección lograda el año pasado, cuando no tuvo ninguna oposición. Empresario de formación, ha trabajado en la banca toda su vida, vinculado al Banco Sabadell Gipuzkoano desde hace ya muchos años, creando una nueva división en la empresa, Sport & Entertaiment, de la que es director, formada desde que dio el paso de saltar a la Federación Española de Fútbol, como su tesorero. Es el encargado de llevar las cuentas de la FEF y, además, es el delegado de la Selección absoluta, razón por la que ha hecho con Villar y compañía casi todos los viajes de la era moderna para elegir los lugares donde se iba a hospedar La Roja en los últimos Mundiales y Eurocopas. Desde su posición de delegado ha vivido todos los últimos éxitos de la Selección.

Es padre del jugador Gorka Larrea, actualmente en el Indy Eleven de la NASL de EE UU, y que llegó a jugar en Primera con la Real Sociedad y el Levante, y al que ha tratado de proteger de las críticas que recibía por su apellido.

En 2010 protagonizó un incidente con un policía cuando se disponía a entrar en el Stadium Gal de Irún. Le costó una multa de 675 euros.

Defensor a ultranza de Villar, con el que lleva 30 años, dice: “Ha sido mi amigo, mi hermano y merece todos los respetos”. El jueves está citado en la Audiencia para declarar como testigo en la Operación Soule. Ahora está al frente de la FEF: “Soy el más antiguo y vengo ocupando el puesto de tesorero”.