Temas del día Más temas
Estás leyendo

Mireia se estrena con dos eliminaciones en 45 minutos

MUNDIAL DE NATACIÓN

Mireia se estrena con dos eliminaciones en 45 minutos

Mireia se estrena con dos eliminaciones en 45 minutos

Alberto Estévez

EFE

La nadadora de la UCAM frenó en el 200 estilos, donde fue vigésima, y luego pagó el esfuerzo en los 400 libre, que fue décima. Hosszu y Ledecky, muy cerca ya de sus récords del mundo.

Budapest

El Monumental Duna Arena, una piscina que recuerda a la de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en la que Mireia Belmonte vivió “una explosión” y empujó su carrera deportiva, asistió a un estreno comedido de la badalonesa, en unos Mundiales en los que busca el oro, el metal que le falta. La acumulación de dos pruebas tan exigentes como los 200 estilos y los 400 libre en apenas 45 minutos es un ejercicio de dificultad para cualquier nadador. Mireia salió con el freno de mano en la prueba corta y quedó eliminada (fue vigésima). Poco después, no le alcanzaron las fuerzas para entrar en la final de la prueba larga, en una carrera que tuvo que nadar sin referencias.

Desde el primer subácuatico ya se vio que Mireia salía con las máximas reservas en los 200 estilos, una prueba cuya mejor marca es 2:09.45, logrado en el Mundial de Barcelona en 2013. Hace ya varias competiciones en las que la nadadora de la UCAM no logra entrar en la final de esta modalidad. Nadó cuatro segundos más lento este domingo que su mejor registro y marcó 2:13.82. El corte estuvo en 2:13, por lo que las semifinales no estaban lejos del nivel de Mireia. La prueba, cómo no, estuvo dominada por la húngara Katinka Hosszu, que marcó un registro estratosférico, a poco más de un segundo de su récord mundial (2:07.49).

Más lenta de lo habitual en la mariposa, rezagada en la espalda, Mireia limó alguna décima en la parte final de la prueba, pero se quedó en tiempos lejanos a la clasificación. Un esfuerzo que luego le pudo pesar en los 400 libre.

La badalonesa salió en la tercera serie, en la calle 3, al lado de la americana Lea Smith, la segunda mujer más rápida del mundo después de Katie Ledecky. Mireia pasó cuarta por el primer 50 (29.05), pero en el 100 ya quedó relegada a una quinta posición que no abandonó hasta el final de la prueba (1:00.46). Sin la referencia de Simth, batallando con la eslovaca Kliner, Mireia nadó en solitario, con ritmos altos en cada 50, lo que le llevó a registrar 4:09.55. Décima en total. Llegaba la pupila de Fred Vergnoux con un tiempo de 4:05 a este Mundial, lo que le hubiera permitido entrar en la final en quinta posición.

La prueba estuvo dominada por Ledecky, que ya dejó claro por la mañana que llega dispuesta a seguir ampliando sus récords del mundo. Con un tiempo de 3:59.06 batió el récord de los Campeonatos, que ella misma poseía desde el Mundial de Kazán.

Sjöstrom domina y Aubock sorprende

La jornada matutina ya contó con la participación de algunos de los nombres que están llamados a ser inmortales en Budapest. Uno de ellos es el de la sueca Sarah Sjöstrom, que domina con una claridad pasmosa los 100 mariposa. La velocista paró el cronómetro en 55.96, casi siete décimas menos que la segunda en esta prueba. En los 50 mariposa, modalidad en la que Rafa Muñoz sigue poseyendo el récord del mundo, el ucranio Andrei Govorov bajó de 23 segundos (22.92) y pasó primero a semifinales.

Pero la gran sorpresa se produjo en los 400 libre, masculinos, una de las grandes finales que se esperan en la tarde de domingo en el Duna Arena. El austriaco Felix Aubock, de 20 años, estableció 3:44.19, sorprendiendo al chino Sun Yang (3:44.55) y a los australianos Horton, campeón olímpico, y McKeon. Donde no hubo sorpresas fue en los 100 braza. Adam Peaty, con un tiempo de 58.21, marcó el territorio en unos 100 braza que tiene prácticamente en el bolsillo.

La jornada se cerró con los relevos. El 4x100 masculino se saldó con la primera posición del cuartero brasileño, con César Cielo a la cabeza, que registró un tiempo de 3:12.34. Le siguen muy de cerca Australia (3:12.45) y Estados Unidos (3:12.90), quienes pueden acusar la baja de Michael Phelps y Ryan Lochte en esta disciplina. Y en féminas sí que Estados Unidos brilló con un tiempo de 3:33.35, seguido a más de un segundo por Holanda y Australia. Ledecky, como ya hizo en los Juegos de Londres, puede nadar también esta prueba.

 

0 Comentarios

Normas Mostrar