Estás leyendo

La búsqueda de la defensa ideal, un pozo sin fondo para el Barça

BARCELONA

La búsqueda de la defensa ideal, un pozo sin fondo para el Barça

Entrenamiento del Barcelona.

Rodolfo Molina / Diario AS

El Barcelona se ha gastado 130 millones en defensas en los últimos cuatro años. Valverde debe recuperar jugadores que no han triunfado.

Hasta la llegada de Umtiti, el Barça no pudo sacar pecho por la contratación de un defensa. El Barça lleva cuatro pretemporadas contratando zagueros de todas las posiciones y precios. Los últimos en llegar han sido Marlon (seis millones) y Nelson Semedo, que costó 30 millones más cinco en variables. Pero En la lista aparecen futbolistas sin apenas rendimiento en el club como Douglas, Vermaelen o Aleix Vidal.

En los últimos momentos del mercado de 2014, el club anunció la llegada de Douglas, un auténtico desconocido para los seguidores del mercado. Luis Enrique, entonces entrenador, aceptó socialmente su fichaje, aunque apenas lo hizo jugar como azulgrana.

Ese mismo verano, en Valencia se frotaron las manos. Rufete, mánager general deportivo del Valencia vendió a Jérémy Mathieu por 20 millones de euros, su cláusula. Fue una petición expresa de Luis Enrique, que veía en el jugador una versatilidad “importante” y una opción para jugar como lateral o bien de central. Hace unas semanas se fue con la carta de libertad al Sporting de Portugal.

Con Vermaelen, el tercer fichaje para la retaguardia aquella temporada, las cosas salieron torcidas. Fue cedido al Roma.

Pese a la sanción que la FIFA impuso al Barça, el club pudo contratar a Aleix Vidal. No debutó hasta enero de 2016. Tras el ostracismo al que le sometió Luis Enrique, cuando empezaba a jugar se lesionó. Ahora, recuperado, espera que Ernesto Valverde pueda comenzar a amortizar los 18 millones que se pagaron al Sevilla. Digne, seguido durante mucho tiempo, llegó el curso pasado. Comenzó con fuerza, pero se desinfló.

0 Comentarios

Normas Mostrar