Estás leyendo

Kirk Cousins y Le'Veon Bell no concretan acuerdos a largo plazo

Agencia libre

Kirk Cousins y Le'Veon Bell no concretan acuerdos a largo plazo

Kirk Cousins y Le'Veon Bell no concretan acuerdos a largo plazo

El quarterback de los Washington Redskins y el corredor de los Pittsburgh Steelers serán agentes libres la próxima campaña.

El plazo para firmar a los jugadores “franquicia” llegó y pasó sin muchas novedades.

Kirk Cousins y Le’Veon Bell, los dos grandes nombres bajo esa etiqueta no lograron concretar un acuerdo a largo plazo con Redskins y Steelers, respectivamente, y a cambio tendrán que jugar la campaña de 2017 con un contrato de un año por una cantidad al menos igual al promedio de los cinco mejores salarios para la posición. Es decir, 12.1 millones en el caso de Bell y 23.9 millones para Cousins, quien obtuvo un aumento al ser el segundo año consecutivo que recibe la distinción de “franquicia”.

No está mal. En especial en el caso de Cousins, quien obtendrá el cuarto mejor salario para un quarterback en la campaña 2017, solo debajo de Derek Carr, Andrew Luck y Drew Brees, todos pasadores con muchos más blasones que alguien que tiene marca de 19-21-1 como titular.

Lo más llamativo en el caso de Cousins es que el equipo lo ve como la solución a largo plazo y le ofreció un contrato muy por encima de sus estadísticas, como lo afirmó Bruce Allen, presidente del equipo.

“Nuestro objetivo fue firmar a Kirk a largo plazo con la intención de que finalizara su carrera con los Redskins”, dijo en un comunicado. “El 2 de mayo, justo después del draft, le presentamos a Kirk una oferta que incluía la mayor cantidad de dinero garantizado para un quarterback en la historia, 53 millones, y 72 millones en garantías totales por lesión. Eso lo hubiera convertido en al menos el segundo jugador mejor pagado en promedio anual en la historia de la NFL”.

Eso no habla bien de Cousins, pero habla mucho peor de los Redskins, que estaban dispuestos a romper la alcancía por un quarterback con marca de 0-1 en playoffs y ninguna temporada de 30 touchdowns, es más, que estuvo dos años como suplente de Robert Griffin III.

Allen señaló que el equipo de Cousins no presentó una contraoferta y prefieren ir año por año. Eso solo significa una cosa: Una vez que llegue la agencia libre, el egresado de Michigan State se apresurará a hacer maletas y huir lo más lejos que pueda de la persona que le dio la titularidad en primera instancia, Jay Gruden.

A diferencia de Cousins, Bell tenía toda la intención de estampar su rúbrica en un contrato multianual, pero no por la cantidad que ofreció Pittsburgh.

Eso deja a Bell como el running back con el mayor salario para 2017, cuatro millones de dólares por encima de los 8 millones de LeSean McCoy, segundo en la lista. A cambio, tiene la incertidumbre de que su valor se desplome con una nueva lesión o un nuevo encuentro con la política de sustancias de la NFL.

Eso dejó a Le’Veon Bell evidentemente frustrado.

“No tengo prisa por firmar algo por lo que no estoy valorado y creo que valgo más de lo que me ofrecen”, destacó a ESPN.

Para los Steelers podría no ser una cuestión de dinero, sino de intangibles. Después de todo, Bell ha demostrado que cuenta con la capacidad después de sumar casi 4,800 yardas en las últimas tres campañas pese a ausentarse 13 partidos debido a lesiones y suspensiones.

Es precisamente eso que Pittsburgh no tiene ninguna prisa, y para su fortuna, Bell entiende que es una situación estrictamente de negocios por lo que ningún sentimiento resultó herido durante la negociación.

“Definitivamente no quiero jugara para nadie más”, dijo.

0 Comentarios

Normas Mostrar