Estás leyendo

Los Chiefs apuestan por Mahomes con su nuevo GM

Kansas City Chiefs

Los Chiefs apuestan por Mahomes con su nuevo GM

Los Chiefs apuestan por Mahomes con su nuevo GM

El equipo de Kansas City escoge para el puesto de directivo máximo a Brett Veach, hombre de confianza de Andy Reid y gran valedor del nuevo QB.

Secuencia: Los Kansas City Chiefs son uno de los equipos más estables y sensatos de la NFL - Los Kansas City Chiefs deciden gastar dos primeras rondas del draft, y una tercera, en elegir con el número diez del draft al quarterback Pat Mahomes - Los Kansas City Chiefs dejan marcha a los Indianapolis Colts a Greg Ballard, el número dos de sus oficinas - Los Kansas City Chiefs despiden a su general manager, John Dorsey, uno de los ejecutivos más respetados y valorados de toda la liga - Los Kansas City Chiefs contratan como general manager a Brett Veach, uno de los ojeadores más importantes de su equipo directivo.

¿Conclusión? Aquí huele a que la elección de Pat Mahomes, y su futuro como titular en el equipo, han sido la espoleta final para un cambio de ciclo que es más profundo de lo que parecía en un principio y que aboca a los Chiefs a una incógnita con la que no estaban acostumbrados a trabajar. Quizás sea lo que necesiten tras tantos años de monótono éxito con techo de cristal. Y quizás sea Andy Reid el que se ha cansado de ser un perenne ganador de temporada regular y perdedor de playoffs.

Porque este movimiento lleva su sello. Su absoluta y total huella aparece en los acontecimientos de los últimos meses de los Chiefs, en los que parece haber ganado todo el poder deportivo de la franquicia y a la que quiere avocar a una minirevolución ya concluida en los despachos y veremos de qué manera se continua en la cancha.

La clave de esta operación, intuyo, es la incapacidad del equipo de ir más allá de segundo escalón en la AFC con Alex Smith de quarterback, pero la explicación hay que buscarla mucho más atrás. Hundida en el tiempo, en concreto en la primavera de 2008, está la pieza que necesitamos para completar este rompecabezas.

Brett Veach, de profesión ojeador

El nuevo general manager de los Kansas City Chiefs fue un mediocre jugador de football, un corredor pequeñito que retornaba en equipos especiales, cuyo conocimiento del juego era notablemente superior a la media. Con claridad meridiana vio que su camino era el football, porque lo amaba, pero no en la cancha. Mezclando sus estudios con otros trabajos, fue dedicando sus tardes a ser ayudante de entrenadores en los institutos de Delaware, de donde es, hasta que se le ofreció un puesto de becario en los Philadelphia Eagles.

Andy Reid, entonces entrenador en la franquicia de Pensilvania, no tardó mucho en conectar con él, desde un punto de vista profesional y también personal, y le mantuvo cerca en un rol de ayudante de entrenador. Enseguida escaló hasta los despachos porque demostró un ojo excelente para evaluar talento. Y, entonces, 2008.

Los Eagles querían un receptor y Reid le pidió que encontrase al mejor disponible en segunda ronda. Se lo confió a Veach en persona. Y éste corrió uno de los grandes riesgos de su vida: DeSean Jackson. El año junior del que era jugador de la universidad de California no había sido lo esperado, tras un segundo año espectacular; era pequeño y no parecía muy fuerte. Se hablaba de él poco menos que como un especialista para equipos especiales.

La historia que siguió no es necesario relatarla: tres veces Pro Bowl en seis temporadas con los Eagles, y la fortaleza absoluta de la unión Reid-Veach.

Cuando el veterano entrenador fue despedido y encontró trabajo en los Kansas City Chiefs, se llevó con él al joven ojeador que le había impresionado de tan diferentes maneras en lo que al entendimiento de la NFL se refiere.

Alex Smith es el elefante en la habitación

Así que, con todo lo anterior en mente, que los Chiefs apuesten "a lo loco" (entiéndanme) por Pat Mahomes, que eso se lleve por delante a las dos personas más importantes en los despachos de la franquicia y que quien les sustituye sea un estrecho colaborador de Andy Reid que, para más INRI, ha llegado donde ha llegado por ser un estupendo evaluador de talento, la única conclusión lógica que me golpea de frente, y sin asteriscos, es que Brett Veach es el mayor defensor del quarterback y que la vida va a cambiar para el equipo. Y en muy poco tiempo.

Alex Smith, con este movimiento, me parece aún más un jugador en la pista de despegue para decir adiós. Más allá del talento que tenga o deje de tener el rookie, y yo creo que tiene mucho aunque aún en un estado de poco refinamiento, la dupla Reid-Veach considera que es el futuro de la franquicia. Y cuando los que mandan, ahora con poder absoluto, tienen esa idea en la cabeza, el actual titular tiene los días contados.

Días, sí. No van a ser años. Puede que no vayan a ser ni muchos meses. En los Kansas City Chiefs las cosas han cambiado de manera radical desde finales de abril. La sempiterna imagen de la sensatez pétrea ha virado hacia la apuesta clara por dar un paso diferente y, con ello, ha volado por los aires su estructura.

Ahora bien, al igual que en lo esencial, que es Andy Reid, hay continuidad, estoy convencido que esperan que el núcleo duro del equipo se mantenga igual y puedan llevar a cabo una evolución tranquila en vez de una revolución agresiva. Está por ver si lo consiguen o no. De lo que no me cabe duda es de que las decisiones tomadas en los últimos tres meses son un calado inmenso, de los que cambian equipos para bien o para mal.

0 Comentarios

Normas Mostrar