TOUR DE FRANCIA 2017

La etapa del día: turno para velocistas antes de los Pirineos

El recorrido tendrá dos partes diferenciadas. Se afrontarán dos cotas de cuarta categoría y la llegada será totalmente llana. Nuevo capítulo en la disputa por el maillot verde.

0
Gráfico 10ª etapa Tour 2017

Tras un fin de semana muy duro y su correspondiente descanso el lunes, la carrera afrontará ahora dos etapas de transición antes de inaugurar los Pirineos el jueves con la subida al mítico Peyresourde y al Port de Balés, entre otros. La primera, este martes, saldrá de Périgueux y tendrá dos partes muy diferenciadas en su trazado, de 178 km de longitud

Los primeros cien kilómetros son muy enrevesados y favorecerán a los valientes que prueben la fuga. Habrá repechos duros y un falso llano continuo hasta el kilómetro 100, cuando los corredores coronarán la primera cota de la jornada, la Cote de Domme, de cuarta categoría. 3,5 km al 3,3 % que no supondrán un esfuerzo excesivo para los corredores pero seguramente pasen factura a las piernas de cara al final de la etapa. Más teniendo en cuenta que ya llevamos más de una semana de carrera con un fin de semana infernal en los Alpes incluido.

La segunda mitad de la etapa será más propicia para que el pelotón intente neutralizar a los fugados con vistas a una llegada masiva. Sobre todo a partir del km 138, cuando se completará la segunda ascensión del día, los algo más de dos kilómetros al 5,6% de la Cote du Buisson-de-Cadouin. Entonces el pelotón entrará en una zona más regular, con menos cambios bruscos de inclinación, de esos que tanto daño hacen cuando ya hay mucho kilometraje acumulado. Ya en los cinco kilómetros finales, el terreno picará un poco hacia abajo, luego habrá un pequeño repecho de dos kilómetros y en el kilómetro final, donde se decidirá la victoria, será mayormente llano.