Dallas Cowboys

Dak Prescott da una alegría al hijo de un policía asesinado

El quarterback de los Dallas Cowboys se acercó hasta Mississippi, donde fue un ídolo universitario, para sorprender a un joven fan.

0
Dak Prescott da una alegría al hijo de un policía asesinado

Dak Prescott es mucho más que el quarterback titular de los Dallas Cowboys y una de las estrellas emergentes de la NFL. En Estados Unidos la importancia social de la liga de football profesional rivaliza con la de la NCAA, la competición universitaria del mismo deporte. Y en ciertas partes del país es aún más importante.

Una de esos lugares es el estado de Mississippi, parte de lo que se conoce como "SEC Country", en referencia a la gran conferencia universitaria a la que pertenece, y, allí, ser estrella de la NCAA es, por lo menos, tan importante como serlo de la NFL.

En la universidad de Mississippi State Dak Prescott fue una estrella absoluta. Durante su lustro en esa institución se convirtió en la gran esperanza del equipo e, incluso, en el primer mes de competición de 2014 les llevó a soñar con cotas gigantescas a las que no están acostumbrados por esos lares. Fue, y es, un ídolo masivo.

Para Nash Durr, un niño de diez años de Brookhaven, Mississippi, Dak Prescott era el gran héroe. Camisetas, posters, de todo.

En la vida de este crío, y de toda su familia, se cruzó la tragedia. Su padre, un ayudante del sheriff del condado llamado William Durr, fue asesinado cuando acudió a resolver un asunto de violencia doméstica que acabó siendo un tiroteo masivo en una barriada y que se llevó por delante la vida de ocho personas.

La mujer de William y madre de Nash, tras el funeral, subió una foto a redes sociales en las que se veía a la familia, feliz, antes de la tragedia y en ella se veía al muchacho portando la camiseta número quince de Dak Prescott en los bulldogs de Mississippi State. Y el hoy jugador de los Dallas Cowboys la vio.

Así que se puso en contacto con la señora y, juntos, pergeñaron una sorpresa para el pequeño Nash. La madre le dijo que iban a pasar el fin de semana al jardín botánico y lo que hizo fue encontrarse con su gran ídolo.

Bonito gesto de un Dak Prescott que ha demostrado, en numerosas ocasiones, que tiene muy claro su lugar en la comunidad y que tiene una madurez notable para su edad.