Estás leyendo

Exjugador de Patriots y Chiefs reconoce su homosexualidad

NFL

Exjugador de Patriots y Chiefs reconoce su homosexualidad

Exjugador de Patriots y Chiefs reconoce su homosexualidad

Getty Images

El exliniero Ryan O’Callaghan, quien jugó en el Super Bowl con New England, salió del armario.

Miami

No existe un mejor lugar para una persona de 2.01 metros de estatura y 150 kilogramos de peso donde ocultar su homosexualidad que en un deporte físico y varonil como el football. Ryan O’Callaghan descubrió el escondite durante su carrera colegial con la Universidad de California y posteriormente se aferró a él durante cuatro temporadas y 51 juegos en la NFL.

Ese era el plan. Mientras hubiera football donde esconder su homosexualidad, seguiría con vida.

Después, las lesiones lo dejaron sin trabajo, sin escondite y sin otra alternativa que quitarse la vida. Vivir como un hombre homosexual no era una opción.

“Para mí era una relación a muerte la que tenía con el football”.

Durante una reveladora entrevista con Outsports, O’Callaghan dijo que el temor a las reacciones de sus familiares y amigos ante la noticia de su sexualidad, era demasiada. Mejor muerto que averiguarlo.

Comencé a gastarme todo el dinero para ponerme en una posición en la que me fuera imposible, o al menos sumamente difícil, arrepentirme de quitarme la vida”.

Compró una cabaña, armas. Incluso, un día se tomó 30 analgésicos, una dosis mortal para la mayoría, pero no para alguien de las dimensiones del exliniero ofensivo de Patriots y Chiefs.

“Me ayudaban con el dolor de las lesiones y con el dolor de ser gay”, reconoció. No me preocupaba ser gay cuando tomaba Vicodin. Simplemente no me importaba”.

Entonces, alguien detectó su depresión y le salvó la vida.

Scott Pioli, gerente general de los Chiefs, y quien emigró junto con O’Callaghan de los Patriots, se dio cuenta del mal estado del exjugador y le pidió que platicara con Susan Wilson, una terapeuta del equipo especializada en abuso de drogas.

Después de varias sesiones, Wilson finalmente convenció al ex jugador de los Osos Dorados de California, excompañero de Aaron Rodgers y Marshawn Lynch, a que revelara su secreto y se quitara ese enorme peso de encima que, literalmente, lo estaba matando. Total, ya no tenía donde esconderse.

“¿Me fue bien al principio? No. ¿Todos entendieron lo que significaba ser gay? No. Pero sabían cuáles eran mis opciones”, contó. “Les dije a mis allegados que planeaba suicidarme. Así que en ese momento, a nadie le importó (mi homosexualidad). Estaban felices de que estuviera vivo”.

Y él también. Ya no lucha contra sí mismo ni contra su sexualidad. Miembro de una familia sumamente conservadora, aún las hay en California, O’Callaghan solo le importa conservar la vida de aquellos que atraviesan su misma situación.

Realmente no puedes dar buenos consejos a los demás si no has pasado por algo así en la vida”, dijo O’Callaghan. “A los 29 años estaba en ese punto, en el que hoy están muchos jóvenes de 16 años”.

0 Comentarios

Normas Mostrar