Estás leyendo

En Rusia se tomaron en serio la seguridad

En Rusia se tomaron en serio la seguridad

Kazan

Primer día en Rusia para la cobertura de AS.com dentro de esta Copa Confederaciones, que incluirá la presencia de Leo Iturra, siguiendo a la bicampeona de América, Chile; Manu Saenz, quien estará pegadito a lo que genere Portugal y muy especialmente a Cristiano Ronaldo, así como Lalo López, con su brillante pluma (bueno, así se decía antes) y su servidor, con todo el detalle de la Selección Mexicana.

Da mucha pena que Rusia, como el resto de las potencias mundiales, “desperdicie” tantos recursos humanos, tecnológicos, estratégicos y financieros en su poderosa y entendible respuesta contra el terrorismo. Sé que en mayo el gobierno de Vladímir Putin firmó un decreto para endurecer las medidas de seguridad durante la Copa Confederaciones, pero cuando te toca vivirlo de cerca preocupa aún más ser parte de un planeta que ha optado por dirimir sus diferencias en terroríficos escenarios. Estamos acostumbrados a que te revisen en los aeropuertos, con la misma tecnología que utilizan en Estados Unidos; es de esperarse que en las inmediaciones de las arenas que se utilizarán para el evento, la seguridad sea intensa, pero que te reciban en el hotel (no oficial, por cierto) con detector de metales, guardias (tipo película de la guerra fría), te pidan el pasaporte, la visa y la “migration card”, que resultó ser la clásica hojita que te entregan en algunos países cuando te da permiso de entrar a su territorio, y eso sí me resultó “mnogo” (“mucho” en ruso); más aún cuando a todos los papeles les sacaron copia para integrar un expediente de cada uno de los turistas y/o periodistas que se hospeden durante los días de la justa pambolera.

Lo normal es que al rededor del Kazán Arena se aprecie el rondín de grupos se seguridad, auxiliados por perros policía; lo inusual es que tengas que pasar esos mismos controles para entrar a comer a muchos restaurantes, para hacer compras en los centros comerciales y hasta para divertirte en los centros de entretenimiento.

Rusia se lo tomó muy en serio e incluso las delegaciones deportivas lo saben y entienden que deben poner de su parte. La de México, que agregó a la gira a dos elementos de seguridad que normalmente los acompañan cuando salen del país, ya fue enterada de los procesos de revisión antes de los entrenamientos, partidos, conferencias y cualquier otra actividad al rededor de la competencia; también ellos fueron anexados a los archivos de visitantes que se integran durante estos días y se utilizaran (con quienes repitan) en el Mundial del año entrante.

Bella ciudad

La ciudad de Kazán es muy bonita. Recorrerla por primera vez cumple con tu necesidad de buscar esas estampas de la arquitectura rusa, con sus clásicas cúpulas que parecen enormes cebollas, siguiendo el modelo de las iglesias ortodoxas de esta parte del mundo. En el camino del aeropuerto al hotel, primero pasas por grandes y verdes campos, al lado de una angosta carretera de solo dos carriles; luego cruzas la parte tradicional o vieja, repleta de iglesias e hileras de edificios habitacionales, todos idénticos (que vienen de antes de la Perestroika y sus reformas), hasta llegar a la zona moderna, pasando el río Volga (la parte angosta), con altos y modernos edificios de oficinas, agencias de autos de lujo y donde destaca la espectacular Kazán Arena, en la que el Tri enfrentará este domingo al Campeón de Europa, Portugal.

0 Comentarios

Normas Mostrar