NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

GOLF | US OPEN

Sergio García y Rahm afrontan el major más duro: el US Open

El segundo grande de la temporada llega en Erin Hills (Wisconsin). El de Borriol llega pletórico tras su victoria en el Masters. Nunca un español ganó el US Open.

MéxicoActualizado a
Sergio García.
TANNEN MAURYEFE

Llega en Erin Hills (Wisconsin) el US Open, el segundo major del año, considerado por los jugadores “el más duro de todos”. Es la valoración que también hace Sergio García, envuelto en esa felicidad permanente que delata su mirada desde que se vistió en abril con la Chaqueta Verde. El de Borriol se apunta a la lista de candidatos a la victoria: “Es un torneo que siempre me gustó. Supongo que el vencedor cada año del Masters tiene potencial para imponerse aquí. Quiero seguir ganando grandes y Ryders”.

Nunca un español en la historia se llevó un US Open, pero Sergio colecciona una lista de buenos resultados en la cita, (cuarto en 2002, tercero en 2005 o quinto, sin ir más lejos, en 2016). Su fórmula será la certera de Augusta: “Hay que concentrarse, creer en uno mismo para hacer otra buena semana y así el domingo poder hablar de que tengo opciones”.

De Erin Hills, donde el viento amenaza con aparecer, se dice que no es tan cruel como otros campos de US Open (el año pasado en Oakmont sólo cuatro terminaron bajo par) y que se ganará más allá de -10, pero la Federación Americana (USGA) tiene una premisa básica: que los golfistas sufran. Dustin Johnson, número uno del mundo y defensor del título, hace una definición precisa del major: “Esto no es sólo un concurso de putt. Hay que manejar el drive, pegar buenos hierros y en el green controlar la bola, porque suelen estar rapidísimos”. DJ es el favorito en las apuestas, Sergio es el sexto aspirante según varios expertos.

Y algunas casas dan por delante de García a Jon Rahm (como quinto candidato). En 2016, todavía como amateur, el de Barrika debutó en un grande en el US Open con un 23º puesto, mejor estreno que Olazábal y Tiger. Rahmbo, de 22 años, con una victoria y un buen puñado de top-5 en su temporada de rookie en el PGA Tour, se pone a Sergio de espejo: “He jugado muchas veces con él este año y que haya ganado el Masters me inspira y me hace ver que yo también puedo ganar un grande”. Con ellos, otro español como Rafa Cabrera Bello, colega de ambos, y que viene de hacer un cuarto en St. Jude. Buenas vibraciones para el golf español en una cita hasta ahora vedada... Sergio, Jon y Rafa pueden cambiar la historia.

Así es Erin Hills

Ampliar
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?