Estás leyendo

Diego Costa y Morata, en el escaparate en Macedonia

ESPAÑA-MACEDONIA

Diego Costa y Morata, en el escaparate en Macedonia

El '9' está cotizado y ambos necesitan dejarse ver. Ramos y Piqué serán la pareja de centrales para el encuentro. España ya se encuentra Macedonia.

Skopie

España tiene dos delanteros que necesitan dejarse ver. Diego Costa ha hecho público que este verano buscará nuevo equipo. Morata también parece decidido a cambiar de aires. El partido de Macedonia, con el que este domingo se cierra el curso, es un buen escaparate para ponerse en el mercado. Además, se va a jugar en el mismo estadio, el Phillip II, en el que el próximo 8 de agosto el Real Madrid de Zidane y el Machester United de Mourinho van a disputar la Supercopa de Europa.

Lopetegui sabe que tanto Diego Costa como Morata están muy motivados, y es posible que contente a ambos. En principio, si respeta lo que probó en los dos últimos entrenamientos a puerta cerrada, el titular sería Diego Costa. Pero la gran actuación de Morata frente a Colombia podría hacerle cambiar de planes. En eso está ahora el seleccionador, porque el resto del equipo está más o menos claro.

La Selección, que ya se encuentra en Macedonia tras viajar hoy y que mañana se entrenará en Skopje, ha preparado el partido a conciencia porque recuerda los problemas que tuvo en su última visita, cuando sacó adelante el compromiso por 0-1 con un sorprendente centro-chut de Mata. Ese partido, de clasificación para la infausta Eurocopa de Francia, no lo han olvidado los veteranos, que advierten de las dificultades "de una selección que en su casa se hace fuerte, que mete mucha intensidad y que tiene un sistema, con cinco defensas, que hace complicado encontrar los huecos", como también recordó Lopetegui. Quizás por eso el seleccionador piensa en un centro del campo con capacidad para crear juego, con Busquets en la contención, Iniesta y Thiago en la sala de máquinas y Silva y Vitolo por las bandas. En la defensa, sin novedades. Más allá de la polémica, Sergio Ramos y Piqué volverá a formar pareja, con Carvajal y Jordi Alba en los laterales.

Lopetegui está obligado a salir con todo. Y eso hará pese a que seis jugadores de la Selección (Piqué, Ramos, Busquets, Thiago, Vitolo y Diego Costa) están a una sola amarilla de la suspensión. Tendrán que tener cuidado, porque el siguiente partido de clasificación será el decisivo. España recibirá el 2 de septiembre a Italia en el Bernabéu. Nadie puede faltar. Piqué tratará especialmente de evitar la tarjeta este domingo. Porque, más allá de polémicas, lo que quiere el central catalán es ayudar a España a clasificarse para el Mundial del próximo verano, tras el que, como ha anunciado, abandonará la Selección. La Azzurra, que estaba en una situación similar antes de la última jornada de clasificación, decidió aprovechar su partido frente a Liechtenstein para limpiarse de tarjetas. Ahora ya sólo tiene apercibido a Bonucci.

El otro problema, además del intenso calor en Macedonia, que inquieta a Lopetegui es el calendario. España va a jugar con nueve futbolistas (todo el equipo menos Ramos y Carvajal, que disputaron el día 3 la final de la Champions) que hace más de un mes que no compiten más allá del amistoso que algunos disputaron en Murcia contra Colombia. Una falta de ritmo a la que España debe sobreponerse porque ganar en Skopje es imprescindible. Lopetegui se encuentra en una situación que ya solventó Del Bosque en 2015, con un partido ganado frente a Bielorrusia ya bien metido el mes de junio. Una fecha FIFA que está condenada a desaparecer, como ya desapareció la que se disputaba en agosto, ante las críticas que genera entre jugadores y técnicos.

0 Comentarios

Normas Mostrar