Estás leyendo

LeBron: "¿Cansado? Estoy promediando un triple-doble..."

FINALES NBA | CLEVELAND CAVALIERS-GOLDEN STATE WARRIORS (0-2)

LeBron: "¿Cansado? Estoy promediando un triple-doble..."

Kyrie Irving, LeBron James y Richard Jefferson, en el banquillo de los Cavaliers en los minutos finales del Game 2.

JOHN G. MABANGLO

EFE

El alero de los Cleveland Cavaliers no cree que, como apuntan casi todos los análisis, el duelo con Kevin Durant le esté pasando factura.

Cleveland

LeBron James no estaba de buen humor después del segundo partido. A diferencia del inaugural, cuando los Cavaliers encajaron la derrota con tranquilidad (al menos en apariencia), ese segundo partido se cobró un importante precio psicológico en los Cavs y su mejor jugador: mejoraron notablemente, cambiaron muchas de las estadísticas que les había lastrado tres días antes (pérdidas, puntos en la zona…) y volvieron a perder de forma finalmente estrepitosa. LeBron no acudió a la conferencia de prensa (aunque sí atendió a los medios tras el partido) y se mostró tan incómodo como en los últimos minutos, cuando Tyronn Lue entregó la cuchara y quitó de pista a sus titulares.

Una de las narrativas de estos dos primeros partidos está en el efecto que sobre él está teniendo la presencia de Kevin Durant, que le obliga a un enorme esfuerzo extra en defensa y que a su vez le está poniendo las cosas difíciles cuando le toca atacar con su tremenda envergadura. Eso, o al menos es lo que ha parecido, ha hecho que LeBron haya acabado visiblemente cansado los dos partidos jugados hasta ahora, en los que apenas ha tenido descanso y ha terminado con poco más de 40 y 39 minutos en pista gracias solo a esos tramos finales de los suplentes con los partidos ya resueltos.

Relacionado | ¿Está el ritmo de los Warriors machacando a LeBron James?

Pero LeBron no quiere ni oír hablar de ese supuesto esfuerzo que le está suponiendo el duelo directo con Durant. Cuando un periodista le pregunto por ello lo dejó muy claro: “No, ¿acaso me ves cansado? Estoy promediando un triple-doble en las Finales, creo que me va bastante bien”.

En el segundo partido, LeBron jugó una primer parte monumental y terminó con 29 puntos, 11 rebotes y 14 asistencias. Pero en el segundo tiempo perdió agresividad y pasó a lanzar desde el exterior: no penetró en estático después de hacerlo a su antojo antes del descanso, y solo anotó cuatro puntos en la pintura con tres canastas en transición.

Ciertamente, los Cavs necesitarán lo mejor de él también como anotador en el decisivo tercer partido. En los dos primeros partidos terminó con 28 y 29 puntos. En cinco de los seis que han ganado en las tres últimas Finales por ahora sus Cavs a los Warriors (dos en 2015 y las cuatro de 2016) LeBron ha superado los 30 puntos. Todos menos el decisivo séptimo del año pasado, un partido de mucha tensión, agotamiento y fallos en el que los Warriors no pasaron de 89 puntos.

0 Comentarios

Normas Mostrar