Pretemporada

Clásicos de primavera: los ausentes en los entrenamientos

Aaron Donald, Odell Beckham Jr. y Michael Oher son los más destacados miembros del grupo 2017 de no asistentes a las sesiones "voluntarias".

0
Clásicos de primavera: los ausentes en los entrenamientos

Comienzan los OTAs (Organized Team Activities) de finales de mayo en la NFL y, con ellos, uno de los grandes clásicos de primavera de la competición: los jugadores que deciden no acudir a los mismos.

Estamos hablando de unos entrenamientos que tienen el marchamo de voluntarios, esto es, que los jugadores se los pueden saltar sin tener que perder un céntimo de dólar, pero que, no os quepa duda, ahí termina su carácter libertino y de decisión, porque todos los que no acudan a los mismos serán mirados con lupa.

Son muy importantes porque son los últimos encuentros de todos los miembros de la plantilla con los entrenadores hasta que comience la pretemporada propiamente dicha a finales de julio. Es ahora cuando comienzan las verdaderas vacaciones en la NFL, así que se usan estos días para afianzar conceptos y dar instrucciones de preparación para los próximos dos meses.

Lo normal entre los ausentes es que haya problemas contractuales. Movimientos de protesta porque se quiere más dinero, más años. Y esta temporada no es diferente.

El jugador más importante de los que no se presentaron ayer a entrenar con sus compañeros es Aaron Donald, defensive tackle de Los Angeles Rams y que es serio candidato a mejor jugador defensivo de la NFL cada temporada. En este caso no hay enfado alguno, porque tanto el jugador como el equipo están de acuerdo en mantener el perfil bajo hasta que se firme el próximo, y muy lucrativo, contrato, que será en breve. Es más, es difícil imaginar que no esté firmado antes de los campos de entrenamiento de julio.

Odell Backham Jr, el receptor de los New York Giants también ha dado la espantada. Nadie ha explicado el motivo de la ausencia porque, con la extensión del quinto año de su contrato rookie por parte del equipo, aún está en control de los Giants hasta pasada la campaña 2018. Podría, no obstante, querer ya esa gigantesca extensión a la que se ha hecho acreedor.

Más complejo es el caso de Michael Oher. El tackle de los Carolina Panthers no está muy claro que cuente para el equipo y, según los rumores, está muy pasado de forma. No está en los entrenamientos y, además, está lidiando con asuntos personales y legales que parecen tener su mente muy alejada de la NFL.

Dos equipos tienen problemas de otro tipo en este periodo. Son los Atlanta Falcons y los Seattle Seahawks, que fueron sancionados el año pasado por pasarse del nivel de contacto permisible en estas OTAs y les han quitado tres días de entrenamientos. El año pasado ambos jugaron los playoffs ¿ayudaría a ello ese nivel excesivo de entrenamientos en mayo? ¿les lastrará el tener menos que los demás este año?

Tenemos dos semanas por delante para que sigan surgiendo este tipo de problemas, o se resuelvan. Son las últimas dos semanas de actividad en la liga hasta el final de julio. Se nos vienen dos meses de puro y duro desierto, amigos.