Esta portada de L’Equipe es un gran orgullo para Francia

LA INTRAHISTORIA

Esta portada de L’Equipe es un gran orgullo para Francia

portada de  L’Equipe dedicada a la Liga ganada por el Madrid de Zidane

L’Equipe, una especie de embajador de la cultura deportiva francesa, ayer le dedicó su portada a LaLiga ganada por el Madrid de Zizou.

Madrid

Hay detalles que son muy significativos. El domingo por la noche, la Embajada de Francia en España felicitó oficialmente al Madrid por su título a través de un bonito mensaje en Twitter. Algo que la diplomacia gala no hubiera hecho si el entrenador del club blanco no fuera francés y, sobre todo, si no fuera Zinedine Zidane. Lógico cuando se conoce la habitual obligación de neutralidad de este tipo de instituciones.

Pero la relación íntima que une la república francesa y el futbolista que, en el 1998, dio al país vecino su primera Copa del Mundo y que fue durante muchos años el personaje público preferido de mis compatriotas, invitaba a que la embajada se alegrase, en nombre de los franceses de España, por esta hazaña.

Pasó igual con L’Equipe, que es también una especie de embajador de la cultura deportiva francesa y que ayer le dedicó esta sublime portada que preside esta página a LaLiga ganada por el Madrid de Zizou. No es frecuente que el famoso periódico galo escriba su principal titular en un idioma extranjero, pero los responsables de la redacción quisieron, ellos también, subrayar de forma especial lo que, en definitiva, es en una pequeña parte un triunfo francés. Me encantó el “¡Viva don Zizou!” porque es muy español pero fácilmente entendible a primera vista por cualquier francófono.

No es normal, sin embargo, que se use la palabra ‘Don’, pero se conoce en mi país gracias a ‘Don Juan’ (de Molière o de Mozart) pero también gracias a que desde los años sesenta se emite en la televisión la famosa serie El Zorro, cuyo nombre era Don Diego de la Vega cuando no se disfrazaba. Así que todo el mundo ha pillado fácilmente lo que quiso expresar L’Equipe. Es decir, respeto y orgullo. Los éxitos de un entrenador francés en una liga de fuera de casa no son nada comunes y había que celebrar por todo lo alto lo que ha conseguido Zidane y más en un club tan prestigioso.

De hecho, la última vez que tal acontecimiento se produjo fue en el 2004, cuando Arsène Wenger conquistó la Premier League en el banquillo del Arsenal. Una buena ocasión también para que los que dudaban, incluso en Francia, de que Zizou pudiera triunfar como “míster” reconozcan que se habían equivocado.

0 Comentarios

Normas Mostrar