Subir a por quarterback en el draft es un negocio de alto riesgo

NFL

Subir a por quarterback en el draft es un negocio de alto riesgo

Joe Flacco tiene el honor de ser el único quarterback en los últimos diez años en haber ganado una Super Bowl después de que los Ravens subieran a por él en el draft.

En los últimos diez años la mayor parte de los equipos que intercambiaron rondas del draft para subir a por un quarterback han salido perjudicados.
Patriots-Eagles: Super Bowl LII en vivo

Los quarterbacks hay que elegirlos en primera ronda. Siempre salen antes y si quieres uno de los buenos tienes que pagar por ello. Este pensamiento es el que lleva años imperando en la NFL. A lo largo de la historia la mayoría de las grandes leyendas en la posición de quarterback han sido elegidas en el top 10 o 15 del draft. Los equipos, conscientes de que es la posición más importante y timoratos de quedarse sin su QB franquicia, no dudan en hipotecarse en busca de un Peyton Manning que te garantice victorias y un futuro de grandeza.

Pero la realidad es que por cada Manning o Luck hay decenas de donnadies que lo único que hacen es meter a los equipos en hoyos más profundos que aquellos de los intentan salir cuando les eligien. Los últimos diez años hemos tenido múltiples ejemplos que refutan esta teoría. Vamos a echarle un ojo a los casos en que un equipo decidió intercambiar rondas del draft para subir a por un quarterback, y comprobaremos lo difícil que es ya no sólo acertar y encontrar un crack de la posición, sino simplemente un titular digno que guíe los designios de tu franquicia.

Fracasos sonados

Los fríos números nos dicen que subir a por QB no es rentable, echadle un ojo a estos casos.

(2007) Brady Quinn Cleveland Browns

Los Browns de hoy tienen muy buena pinta, parece que las cosas se están haciendo con sentido y cabeza. Pero no siempre fue así, y las malas decisiones (o la mala fortuna), se amontonaban en Cleveland. Una franquicia abonada al fracaso decidió intentar un cambio de rumbo subiendo a por un prometedor QB, Brady Quinn. Para ello tuvieron que realizar un trade o intercambio con los Dallas a cambio de una segunda ronda de 2007 y segunda de 2008. El resultado fue la continuación en la senda del fracaso que continúan arrastrando hasta hoy. Eso sí este año pinta bien para los Browns, ya era hora.

(2009) Mark Sánchez New York Jets

Los Jets del 2009 tenían una plantilla lista para que un buen quarterback los guiara a por el anillo. Para ellos decidieron negociar con los Cleveland Browns para subir al pick 5 de la primera ronda a cambio de su primera y una segunda (pick 17 y 52) y elegir a Mark Sánchez. Los años posteriores fueron dorados para la franquicia, llegando a dos finales de conferencia a pesar de contar un Mark Sánchez que a día de hoy es un suplente mediocre y que nunca demostró su valía, ni se acercó al nivel de un quarterback top.

Mark Sánchez con los Jets.

(2009) Josh Freeman Tampa Bay Buccaneers

En el draft de 2009 se produjo un doble trade en el pick 17. Los Cleveland Browns intercambiaron esta posición que habían conseguido en un trade previo con los New York Jets, a cambio de la primera ronda de tampa (pick 19) y una sexta ronda. Tampa Bay arriesgo y no le salió. Josh Freeman ni siquiera tiene contrato actualmente en la NFL después de intentar hacer carrera, aunque fuera cómo back up en equipos como los Vikings o los Colts.

(2010) Tim Tebow Denver Broncos

En el draft del 2010 los Denver Broncos estaban enamorados de la personalidad y proyección de Tim Tebow. Para hacerse con el carismático QB subieron al pick 25 de la primera ronda enviando a Baltimore una segunda, una tercera y una cuarta (picks 43-70 y 114). Tebow se convirtió en una figura mediática importantísima, máxime cuando logró ganar un partido de post temporada, sin embargo su mala técnica de pase y su nula visión de juego terminaron por alejarle de los focos y finalmente dejarle fuera de la NFL. Actualmente está intentando hacerse un sitio en las ligas menores de béisbol.

(2011) Blaine Gabbert Jacksonville Jaguars

Los Jaguars vieron en Gabbert al quarterback franquicia que necesitaban para encarrilar su futuro. No dudaron en subir al pick 10, en posesión de los Redskins, a cambio de su primera y segunda ronda (picks 16 y 49). Blaine Gabbert es, junto con RG3, los únicos quarterback que se encuentran actualmente en la agencia libre, con opciones de firmar un contrato con algún equipo. De hecho la temporada pasada fue durante muchas semanas el QB titular de los San Francisco 49ers. Pero a decir verdad, Gabbert nunca ha logrado llegar al nivel de las expectativas que se crearon con su llegada a la liga.

(2014) Johnny Manziel Cleveland Browns

Todo un ganador del Trofeo Heisman llegaba a la NFL para cambiar el football. Ante tal magnificencia los Cleveland Browns no dudaron en subir al pick 22 intercambiando su primera ronda y una tercera para subir a por Johnny “Football” (picks 26, previamente intercambiado con los Colts, y 83). El intento ha sido un absoluto fracaso. El jugador ha demostrado muy poco dentro del campo, pero es que además fuera de él no ha parado de protagonizar escándalos. Siempre rodeado de un aura de fiestero y bebedor empedernido que han terminado por cerrarle la puerta de la NFL.

Lesiones que cortaron carreras prometedoras

Hay otra clase de fracasos en el deporte. A veces, ni siquiera vale con acertar con el hombre. El factor suerte es fundamental. Y los Redskins y los Vikings les miró un tuerto con RGIII y Bridgewater. Dos jugadores con clase, liderazgo y pinta de QBs franquicia para muchos años, están actualmente con medio pie fuera de la liga a causa de las lesiones.

(2012) Robert Griffin III Washington Redskins

Uno de los trades más importantes de los últimos años en la NFL tuvo lugar en el draft de 2012. Los Washington Redskins se enamoraron perdidamente de Robert Griffin III y decidieron subir al pick 2 de los Rams. Para lograr un pick tan preciado tuvieron que dar sus primeras rondas de 2012,2013 y 2014 y la segunda de 2012. Un potosí para unos Rams que iniciaban su reconstrucción particular.

Todo iba bien. RGIII fue la sensación de la NFL en su primer año, su manera de correr y su potente brazo estaban acompañados de una buena visión y una ética de trabajo, pero las lesiones cortaron su proyección. Las rodillas de Robert nunca se terminaron de recuperar del todo. Y aunque los Browns han intentado recuperarle para la causa, una nueva lesión, esta vez en el hombro, le volvieron a dejar en el dique seco. Tiene muy difícil encontrar un equipo que asuma el riesgo de contar con un QB que ha demostrado ser de cristal.

(2014) Teddy Bridgewater Minnesota Vikings

Los Vikings empezaban a pensar en el futuro sin Adrian Peterson y, tras las malas temporadas de quarterbacks cómo Christian Ponder o Matt Cassel, decidieron subir al pick 32, en poder los Seattle Seahawks, por una segunda y una cuarta ronda. (picks 40 y 108). Su carrera estaba llevando la progresión adecuada.

Tras un primer año de iniciación y puesta a punto, dio un gran salto de calidad y liderazgo en su segunda temporada. Estaba listo para entrar en la élite y los Vikings para ganarlo todo, pero una grave lesión en la rodilla durante los entrenamientos de pretemporada le dejaron sin poder jugar en 2016. Este año tampoco se espera que pueda jugar. Los Vikings ya han reconocido que no ejercerán la opción de quinto año por lo que todo hace indicar que, posiblemente, su carrera en la NFL ha terminado. Lo veremos el año que viene, pero según los médicos de Minnesota esa rodilla está muy, muy dañada.

Quarterbacks con todo por demostrar

En el pasado draft hasta tres equipos subieron en la primera ronda para elegir a un quarterback.

(2016) Jared Goff Los Ángeles Rams

El draft 2016 estuvo marcado por la subida de los Eagles y los Los Rams a los dos primeros puestos. Los Rams habían fracasado en su intento de reconstrucción en torno a Sam Bradford y, tras años de espera, decidieron arriesgar por Jared Goff antes de iniciar su nueva andadura en Los Ángeles. Para subir al primer puesto intercambiaron con los Titans la primera, la cuarta y la sexta ronda de los de Tennessee (picks 1, 113 y 177) a cambio de su primera ronda, dos segundas y una tercera de ese draft (picks 15,43, 45 y 76), así como las selecciones de primera y tercera ronda del draft de 2017.

Los Rams sabedores de que el jugador aún estaba verde para ser titular, decidieron darle al titularidad a Case Keenum, quién disputó las primeras 10 jornadas. Cuando estaba a punto de terminar su temporada rookie le llegó la oportunidad a Goff, y lo cierto es que dejó más sombras que luces. Este año es su año, el equipo le intentado rodear de talento en ataque para que se desarrolle. Veremos cómo les salen las cosas.

(2016) Carson Wentz Phiadelphia Eagles

Los Philadelphia Eagles se `aprovecharon´ del afán de los Cleveland Browns por amasar picks para su reconstrucción y apostaron por intercambiar con ellos su pick 2 para ir a por Carson Wentz. Los Eagles que vieron en Wentz un diamante en bruto, adquirieron el pick 2 y una quinta ronda condicional de los Browns a cambio de su primera ronda, la tercera y la cuarta de ese draft (picks 8,77 y 100), así como la primera ronda del draft 2017 y una segunda del 2018.

Los Eagles arriesgaron y, al menos de momento, parece que les salió bien. Carson Wentz estuvo en las conversaciones para rookie del año. Nadie duda en Philadelphia de que es el futuro de la franquicia. Las mayores inversiones en la agencia libre se han realizado para traerle a dos receptores de gran nivel, que le ayuden a seguir progresando. Los Eagles están en dinámica ascendente y para que Carson Wentz está llamado a ser uno de los QB top de la liga en un futuro no muy lejano.

(2016) Paxton Lynch Broncos

El último intercambio por un quarterback de primera ronda del año 2016 fue el que realizaron los Denver Broncos con los Seattle Seahawks a cambio de su primera y su tercera (picks 31 y 94) por Paxton Lynch. Caso extraño el de Lynch. Los Broncos post anillo, y sobretodo post Peyton Manning, no dudaron en subir a por él, sin embargo durante su temporada rookie fue suplente de otro quarterback joven, Trevor Siemian. Siemian dejó buenas sensaciones y fue titular en 14 de los 16 partidos de temporada regular, y por qué tuvo algunos problemas físicos. Lynch debe esperar su oportunidad en una plantilla lista para ganar, pero si Siemian continúa progresando quizá deba buscar su oportunidad en otro lugar.

Joe Flacco la excepción que confirma la regla, y además tiene trampa

Los Ravens han sido el único equipo en 10 años en dar en el clavo con una trade por un quarterback en primera ronda del draft, y lo hicieron con trampa.

(2008) Joe Flacco Baltimore Ravens

Los córvidos tenían el pick 8 del draft de 2008, pero lo intercambiaron con los Jaguars a cambio de su primera ronda, dos selecciones de tercera y una cuarta. (picks 26,71,89 y 125). Los dirigentes no estaban seguros de que Joe Flacco, su quarterback elegido, estuviese disponible en el pick 26, por lo que decidieron subir a por él al pick 18.

En un intercambio con los Houston Texans los Ravens enviaron su primera, su segunda y una sexta ronda a los Texans. (Picks 26,89 y 173). Es decir, Baltimore apenas tuvo que dar nada para subir a por el QB que cuatro años después les daría su segunda Super Bowl. Gran acierto de la franquicia, pero una rareza en los últimos años.

Cómo hemos podido comprobar subir a por el que se supone que es el mejor QB de un draft trae consigo un riesgo enorme que puede hipotecar el futuro de una franquicia por muchos años.

La estadística nos dice que subir y dar muchas rondas por un jugador concreto, por bueno que parezca, tiene más riesgos que beneficios. De hecho, los mejores QBs que campan a sus anchas por la NFL hoy han sido elegidos por equipos necesitados pero que no subieron a por ellos. Como ejemplos Aaron Rodgers, Matt Ryan, Andrew Luck o Matthew Stafford.

Pero esto América, la tierra de los sueños, por lo que estoy convencido que todos los equipos confían plenamente en elegir al próximo Tom Brady en el próximo draft, cueste lo que cueste. Y sino, mirad el último draft…

En el draft 2017, los Bears cedieron cuatro selecciones para subir un lugar y seleccionar a Mitchell Trubisky; los Chiefs subieron 17 por Patrick Mahomes y los Texans subieron 13 por Deshaun Watson con el consiguiente chorreo de rondas draft intercambiadas. En el futuro veremos cómo han salido estas selecciones.

Está claro que en esta liga el que tiene un buen QB tiene una rareza que le permite sentar las bases fundamentales del proyecto futuro de su franquicia, pero el riesgo que se corre intercambiando rondas del draft no siempre merece la pena. Así que ojito de quién os enamorias, franquicias de la NFL, que la rana, tras el beso, se puede quedar en eso.

0 Comentarios

Normas Mostrar