NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

ZARAGOZA 78 - REAL MADRID 98

El Madrid se acerca al objetivo; Ayón aportó dos puntos

Los blancos están a dos triunfos de acabar primeros la fase liguera por cuarta vez en los últimos seis años. Carroll hizo 23 puntos y 5 triples. El Tecnyconta, con el agua al cuello.

MadridActualizado a
Sergio Llull, ante Jelovac.
Sergio Llull, ante Jelovac.Javier BelverEFE

Tras ponerse al día en Manresa y repetir 48 horas después una actuación más que correcta en Zaragoza, el Madrid está a dos triunfos (recibe al Joventut el jueves y visita al Andorra el siguiente domingo) de ganar la fase liguera por cuarta vez en los últimos seis años. O lo que es lo mismo, de tener la ventaja de cancha en todo el playoff. El Tecnyconta era este sábado un rival en verdaderos apuros, pero aun así le faltó esa fuerza que da la desesperación. Le queda una semana por delante para escapar del descenso. Un mano a mano agónico con el Betis, aunque esa victoria más que luce en la tabla le puede salvar.

Los de Laso, como hicieron en el Nou Congost, llegaron al salto inicial con el calentamiento bien hecho. Gran salida de tacos que limitó al mínimo la capacidad de reacción de los locales. Si el jueves el primer parcial fue de 13-33, esta vez se estiró hasta un 14-29. Demarrajes de Llull (dos triples seguidos y una galopada vertiginosa) y eficacia de Maciulis para apilar 20 tantos entre ambos en el primer cuarto.

El Real firmaba cinco triples con un 50% de acierto y el Tecnyconta necesitaba diez para inaugurar su casillero desde el perímetro. Era una cuestión de pegada, la de Carroll a partir del segundo cuarto: 23 puntos y 5 de 8 de tres al final. Y también un cuestión de ímpetu, de correr hacia atrás. El mal balance defensivo maño multiplicó la aceleración del líder. La labor del pívot holandés Norel (16 tantos) y los rebotes ofensivos (13) ejercieron de asidero local para seguir en pie. “Fue un quiero y no puedo, nos faltó intensidad”, resumía Luis Guil.

Once puntos del lituano Juskevicius en el segundo cuarto y la sexta marcha de Bellas permitió al Tecnyconta recortar nueve tantos en cinco minutos: 41-51 al descanso. El cinco inicial del Madrid, ahora sin Carroll pero con Taylor colgándose del aro más Randolph avasallador y Maciulis abusando de sus pares, remató el triunfo ante un rival que pierde la partida del equilibrio: mejor ataque que defensa, incluso aunque el cañonero Jelovac se peleara con el mundo. Reyes, mientras, añadió once créditos más de valoración al zurrón de su carrera y solo le faltan siete para batir a Herreros al frente de la clasificación histórica. Próxima cita blanca, en el WiZink Center ante el Joventut. Un día antes, el miércoles, el Tecnyconta irá a Manresa. Le espera un rival ya descendido.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?