NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

GOLDEN STATE WARRIORS

Draymond Green no quiere ser el 'Charles Barkley moderno'

Repasamos los parecidos y diferencias entre dos jugadores con un carácter 'especial' y que, pese a su corta estatura, han jugado en la misma posición.

MadridActualizado a
Draymond Green no quiere ser el 'Charles Barkley moderno'
SPORTS ILLUSTRATED

Draymond Green no quiere ser recordado como el Charles Barkley de la NBA actual. Cuando un periodista le preguntó si se veía a sí mismo en este rol, el ala-pívot de los Warriors no pudo ser más categórico: "Por supuesto que no. Soy el Draymond Green de los tiempos modernos". "Nunca fui muy fan suyo. Con todo los respetos hacia 'Chuck', un grandísimo jugador, no necesité a alguien como él para que me influenciase", prosigue Green. Ya lo sabemos, las comparaciones son odiosas. Más aún entre jugadores de épocas diferentes (distinto baloncesto). Que quede claro que no pretendemos llevar la contraria a Green —ni mucho menos situar a alguien que apenas lleva cinco temporadas en la NBA a la altura uno de los mejores 'cuatro' de siempre—, pero no por ello podemos dejar de repasar las similitudes y diferencias entre uno y otro. Allá vamos.

Parecidos

Pese a desempeñarse como ala-pívots, ni uno ni otro destaca precisamente por su altura. 'Sir Charles' no llegaba ni a los dos metros (de hecho presentaba la misma estatura que Michael Jordan: 1,98), mientras que Green apenas supera esta barrera (2.01). Una falta de centímetros que ambos suplían o suplen haciendo gala de una intensidad y coraje digna de admiración. Jugadores mucho más dotados se las han visto y deseado para superarles bajo el tablero. Quitarles un rebote, sobre todo a Barkley, suponía una misión de alto riesgo. Una entrega y agresividad que, a su vez, les convierte en referentes defensivos de sus equipos (Dray es el máximo favorito a llevarse el premio a Mejor Defensor de este curso). Pero no solo echan el cerrojo en su propio aro. En ataque dejan su sello gracias a una envidiable versatilidad que les permite encontrar al compañero mejor situado, driblar, lanzar de lejos o postear. En definitiva, jugadores completos capaces de marcar diferencias en ambos lados de la cancha.

Ya lo hemos visto, Green jamás quiso ser como Barkley. Lo que no quita que con el paso del tiempo el segundo se acabara convirtiendo en fuente de inspiración para el de Michigan: "Nunca fue un modelo para los más pequeños. Lo decía él mismo cuando jugaba. Si bien es cierto que conformé crecí empecé a prestar atención en las cosas que era capaz de hacer a pesar de su escaso tamaño". 

No solo comparten habilidades con el balón en la mano, sino que dentro y fuera de la cancha Draymond también exhibe el mismo carácter especial. Ambos son maestros en el arte del trash talking. Y cuando el juego ha acabado, no tienen reparos a la hora de decir lo que piensan. El '23' de los Warriors ha heredado la facilidad del 'Gordo' Barkley para generar polémica con sus declaraciones. Ninguno nos deja indiferentes. No obstante, y pese a la indudable reminiscencia del hoy analista de la 'TNT', el de los Warriors se remonta a sus orígenes para marcar distancias: "Crecí en Saginaw, Michigan. Ahí se habla mientras juegas al baloncesto. Me crié en una familia así".

Diferencias

Como acabamos de ver, tanto por estilo de juego como por carácter ambos parecen cortados por el mismo patrón. Sin embargo, Draymond Green no es en los Warriors la súperestrella que Charles Barkley sí fue en los Sixers desde el primer día y años más tarde en Phoenix. Lo reflejan sus números (ver tabla adjunta). Mientras que el segundo cargó en todo momento con la etiqueta de jugador franquicia, la irrupción del primero en la NBA ha resultado mucho más progresiva. Ha ido quemando etapas hasta convertirse en un hombre fundamental para el equipo del 73-9, los mismos Warriors que un año después parten como máximos aspirantes al título. Es aquí donde encontramos otra diferencia fundamental. Green ya puede presumir de tener entre sus dedos ese anillo que Barkley persiguió y nunca pudo conseguir a lo largo de sus 16 temporadas en activo.  

Barkley vs Green*

Charles Barkley (1984-89) 22,1 puntos 12 rebotes 3,6 asistencias 3 veces all star 2 veces All NBA (primer equipo) Draymond Green (2012-17) 9 puntos 6,8 rebotes 4,1 asistencias 2 veces all star 1 vez All NBA (2º equipo) 1 anillo (pelea por el segundo) *Datos tras sus 5 primeras temporadas
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?