El regreso de Sharapova en Stuttgart enciende el vestuario

TENIS | STUTTGART

El regreso de Sharapova en Stuttgart enciende el vestuario

El regreso de Sharapova en Stuttgart enciende el vestuario

Adam Pretty

DIARIO AS

Críticas de Kerber, Vinci, Wozniacki, Radwanska, Murray... por las invitaciones tras la sanción por dopaje. Este miércoles (18:30), acaba 15 meses de castigo.

El tenis girará este miércoles a las 18:30 horas sobre la tierra batida del Grand Prix de Stuttgart. A esa hora, Maria Sharapova saldrá a la pista para medirse a Roberta Vinci, lo que significará su retorno al tenis tras 15 meses de sanción por consumo de meldonium. Un retorno que ha encendido mayoritariamente al vestuario de la WTA. La rusa no disfruta ahora de ránking, por lo que debería pasar por torneos menores o rondas previas, pero el abierto alemán se apresuró a darle una invitación, como el Mutua Madrid Open y Roma. Sus compañeras (la zarina nunca ha caído muy simpática) lo ven un agravio comparativo.

"Es la última de mis preocupaciones", contestó la ex número uno en una entrevista con 'Stern'. La siberiana llegó a Stuttgart el viernes, pero hasta mañana no puede pisar el torneo ni realizar comparecencias oficiales. Sigue sancionada. De hecho, se ha entrenado en el club SV Sillenbuch, al que sólo tienen acceso los socios. En silencio y con sigilo.

"Espero que no la inviten a Roland Garros ni a Wimbledon, debe ganarse el lugar por sus resultados", dijo hace unos días Agnieszka Radwanska, octava del mundo. El Grand Slam francés ha aplazado su decisión al 15 de mayo, y podría hacer pasar a la rusa por la previa. "No podemos invertir 1,5 millones de euros en luchar contra el dopaje e invitarla", puso reparos el presidente de la Federación Francesa. "Hay algo de celos en la WTA", apoyó sin embargo su compatriota Elena Vesnina.

Los reproches se han ido sucediendo. Caroline Wozniacki: "Es una falta de respeto a las otras. Cuando te sancionas por dopaje, debes empezar desde abajo". Angelique Kerber: “Es extraño que alguien solo pueda llegar al evento el mismo día y competir. Es un torneo en Alemania, donde tenemos buenas jugadoras, y alguna necesitaría una wild car. Andy Murray: "Tiene que ganarse el puesto con trabajo".

También denunció discriminación Francesca Schiavone. La italiana, campeona de Roland Garros 2010 y ahora 102ª del ránking, fue clara: “Pedí una invitación para Roland Garros pero no creo que me la den. Yo no tengo el mismo peso en cuanto a management (la potente IMG en el caso de Sharapova). A pesar de ser campeona, no cuento para nada”. Su primera rival en Alemania, Roberta Vinci, tampoco se ha cortado: "Sé que ella es importante para el tenis. Puede jugar, pero sin wild card".

Sharapova ganó en Stuttgart en 2012, 2013 y 2014 y Porsche, uno de sus patrocinadores, es mecenas del torneo. Campeona de cinco Grand Slams, dio positivo en el Abierto de Australia, en enero de 2016, por meldonium, sustancia prohibida desde el 1 de enero por la Agencia Mundial Antidopaje. El mildronate ayuda a la recuperación y protege contra el estrés. La Federación internacional la suspendió dos años y el Tribunal de Arbitraje del Deporte lo redujo a 15 meses. Se demostró que violó el Código Antidopaje, pero se le rebajó que no sabía que el meldonium había pasado a estar prohibido y asumió su culpa.

'Masha' cumplió 30 años la pasada semana y ha liderado las listas Forbes de deportistas mejor pagadas en la última década. Con la número uno Serena Williams embarazada (19-2 para la estadounidense), la WTA suspira porque la rusa siga siendo competitiva. Para templar la polémica, ya emitió una nota recordando que como campeona de Grand Slam de las WTA Finals, "puede recibir un número ilimitado de invitaciones". Invitaciones que no gustan a sus rivales.

0 Comentarios

Normas Mostrar