De la gran histeria a la calma

De la gran histeria a la calma

México

La semana había empezado muy crispada en el Málaga. Solo un triunfo de 16 posibles y seis sobre 39. Una situación de nervios agitada por otro aluvión de inoportunos mensajes, por Twitter, claro, de Abdullah Al-Thani porque la Policía no le puso alfombra roja para saltarse un control de seguridad en los aledaños de La Rosaleda. Tuvo que ser el equipo quien pusiera cordura ganando en El Molinón un año y 21 días después de su anterior victoria fuera de casa.

Pocas veces un triunfo ha cambiado tanto el estado de ánimo no solo de un equipo sino también el de una afición. Por eso, el Málaga afronta con serenidad pero sin acomodamiento su partido de esta noche contra el Barcelona a quien ha hecho sufrir mucho en sus últimas coincidencias. Sandro recuperó el camino del gol y Kameni salió del bache en el que llevaba metido demasiadas jornadas. Los malagueños se ganaron en Gijón un margen con aroma de salvación. De la histeria, a la calma.

0 Comentarios

Normas Mostrar