NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID 104 - BILBAO BASKET 76

El Palacio vibra con Llull y Carroll; Ayón, el de más minutos

Llull hizo 29 y batió su récord ACB en solo tres cuartos, mientras que Carroll sumó 17 en el último acto. El Madrid gana sin agobios dos meses después.

MadridActualizado a
GRA133. MADRID, 26/06/2017.- El ala-pívot norteamericano del Real Madrid Anthony Randolph intenta una canasta ante la defenfa del alero del RETAbet Bilbao Álex Mumbrú, durante el partido disputado hoy entre ambos conjuntos, correspondientes a la 26ª jornada de la Liga Endesa de baloncesto. EFE/Juanjo Martín randolph , Bilbao Basket mumbru
JuanJo MartínEFE

El Madrid afrontaba este tramo final de marzo con varios retos por delante: golpear al Barça dos veces en diez días, mantener el liderato de la Euroliga, asaltar una pista tan dura como la del Olympiacos y… Y ganar por primera vez en casi dos meses un partido de Liga por más de un punto y antes del último segundo. Lo consiguió.

Los de Laso venían de tropezar en cuatro (Unicaja, Granca, Tenerife y Obradoiro) de las cinco últimas jornadas ligueras y su único triunfo había llegado ante el Barça con un ‘llullazo’ a cinco décimas de la bocina. Desde el pasado 5 de febrero (61-89 en Murcia) no vencían desahogados en la ACB, incluyan ahí la Copa y sus dos prórrogas más una final de aúpa. Ocho partidos de puro padecimiento. Al noveno, un domingo de los de otra época.

El Bilbao Basket, en su pugna por alcanzar el playoff, se lo creyó a ratos. Quizá mostró más fe (¿o era serenidad?) cuando peor lo tuvo: parcial de 8-0 después de que los locales entraran en órbita (del 57-39 al 57-47), aunque luego se desplomó. La baja de Bamforth se nota en la pista y también en las cabezas. Gran trabajo, en cualquier caso. Lo mejor, la libertad con la que se movieron Buva y Eric, sus ‘cincos’.

Pero volvamos al Madrid de los dientes de sierra, de unos vaivenes que la grada ya afronta con suavidad, como el que repite su enésimo viaje en la misma montaña rusa. Conoce cada curva y cada descenso, no se sorprende aunque no deja de emocionarse. Y esos picos máximos se alcanzaron de nuevo con ‘El Increíble’ Llull al frente de la atracción. Vimos al WiZink Center rendido otra vez al segundo capitán. Arrancó con tres triples seguidos en 60 segundos para avisar del cambio de hora y despertar a la tropa (17-13). El primero frontal desde nueve metros al final de la posesión y los dos siguientes a la carrera, en transición, uno por la izquierda y otro por la derecha. Ya luego se disparó hasta los 29 tantos en 25 minutos, en solo tres cuartos (no jugó el último). Le bastó para batir su récord ACB (28) y se quedó a uno del de la Euroliga (30 ante el Panathinaikos este curso).

El duelo se quebró justo tras el descanso, con Randolph desperezándose tras su exhibición en El Pireo: triple, 2+1 y galopada para el 57-39. Luego once tantos de Llull, ocho seguidos. Pese a todo, los ‘Hombres de Negro’ hacían por incorporarse. Carroll terminó de sentar al rival y de levantar a la grada con su exhibición encestadora. Dos en uno. 17 de sus 25 puntos llegaron en el último cuarto, y también cinco de sus siete triples (de once intentos). Qué exhibición de pistolero.

Muchas semanas después, un domingo sin sobresaltos para el Madrid. Laso puso a Álex Suárez muchos minutos como ‘tres alto’ en ausencia de Maciulis (descanso), pero lo hizo antes de que todo quedara resuelto. Disputó íntegro el segundo cuarto. Mientras, Nocioni regresaba a la acción siete partidos después (edema en un tobillo), Reyes veía aro y Draper repetía en la versión útil del viernes: 5 asistencias, 3 robos y +24 con él en cancha. El Madrid vuelve a ganar bien en Liga, y eso es noticia.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?