Su esencia: Más de un siglo en la mediocridad

Previas MLB 2017: Baltimore Orioles

Su esencia: Más de un siglo en la mediocridad

El Oriole Park en Camdem Yards en Baltimore es uno de los campos más bonitos de las Grandes Ligas.

Los Baltimore Orioles cuentan ya con 116 años de existencia, pero el balance global de la franquicia es muy irregular.

Mediocridad es una palabra muy fuerte, pero no se pueden definir 116 años con marca de .477 de otra forma. Los Orioles han sido una franquicia gris con algunos destellos de gloria. Su mejor época se vivió a finales de la década de los 60 y hasta 1983, año en el que alcanzaron la Serie Mundial por última vez. En ese lapso, consiguieron tres títulos, seis viajes al Clásico de Otoño y otras dos participaciones en la Serie de Campeonato. Recientemente, cuentan con tres apariciones en playoffs en los últimos cinco años, pero siempre quedándose en el camino. Sus figuras más emblemáticas son también algunas de las leyendas de Grandes Ligas como Frank Robinson, Jim Palmer y el eterno Cal Ripken Jr.

Propietario: Peter Angelos ***

A pesar de tener solo cinco apariciones en playoffs, tres en la Serie de Campeonato, desde que adquirió a los Orioles, Angelos es querido por la afición de Baltimore, algo que no es normal cuando se trata de un abogado litigante. Ha desembolsado fuertes sumas, pero es difícil competir con Yankees y Red Sox en ese sentido.

Manager General: Dan Duquette ***

Duquette es uno de los mejores en el negocio, sin duda alguna. Es por eso que ha sido reconocido dos veces con el premio al Ejecutivo del Año y en su andar en las gerencias ha transformado a equipos de burlas a contendientes. No hay mejor ejemplo que su estadía en Montreal, cuando una huelga echó por la borda lo que hasta entonces era el mejor registro de Grandes Ligas. De 1994 a 2002 estuvo en Boston y ayudó a quebrar la “Maldición del Bambino” dos años después con la adquisición de Manny Ramírez, Pedro Martínez y Jason Varitek entre otros. En Baltimore, le tomó tan solo un año poner fin a una sequía de 14 temporadas sin playoffs.

Entrenador: Buck Showalter *****

Buck Showalter es un tipo con suerte. Con suerte de que las votaciones a Manager del Año se realizan tomando en cuenta exclusivamente la labor realizada durante el calendario regular. Es por eso que tiene tres galardones como el mejor piloto. Al voltear la página hacia la postemporada, la historia es muy distinta. Showalter ha llevado a tres de cuatro equipos que ha manejado hacia los playoffs y en total solo muestra marca de 9-13. Con una reputación de transformar equipos, Showalter dejó a Yankees y Diamondbacks un año antes de que ambos levantaran el título y dada su labor en el juego de comodines de 2016, eso no puede ser coincidencia.

Su gran estrella: Manny Machado

Con 24 años de edad es una de las súper estrellas del deporte y lo seguirá siendo durante muchos años más. Dos campañas consecutivas con al menos 35 cuadrangulares, un porcentaje de bateo que poco a poco coquetea con el .300 y dos Guantes de Oro lo respaldan.

Estrella ofensiva: Mark Trumbo

Si se trata de generar ofensiva, no hay mejor arma que un cuadrangular. Y si se trata de disparar jonrones, son pocos los que pueden superar las proezas de “TrumBomb”. En sus tres primeras temporadas completas promedió casi 32 bambinazos al año, lo que le valió una reputación de gran cañonero. Luego de tres temporadas plagadas de lesiones, el californiano de 31 años regresó en 2016 para empequeñecer esas cifras en su primera campaña con los Orioles. Colocó 47 esféricas detrás de la barda, produjo 108 carreras y fue parte fundamental del éxito de los Orioles. En 2017, el Retorno del Año de la Liga Americana se desempeñará principalmente como bateador designado, lo que le permitirá concentrarse en lo que hace mejor.

Pitcher estrella: Zach Britton

Para definir a Zach Britton solo hacen falta dos números, 0.54 de efectividad, y cuatro carreras limpias admitidas. Ese es el resumen de la temporada 2016 del zurdo, que le valió la designación al Premio Mariano Rivera como mejor relevista de la Liga Americana. De las cuatro carreras limpias que permitió en toda la temporada, tres vinieron en el primer mes de campaña, lo que significa que solo admitió una anotación en sus últimas 57 entradas de labor. Más allá, no otorgó imparable en 39 de sus 69 apariciones. No se le puede pedir mucho más a un taponero, esos números compiten uno por uno con los de Rivera. Sin embargo, extrañamente no apareció durante la eliminación en extrainnings ante Toronto la campaña anterior.

Oriole Park en Camden Yards: La casa de Ripken

Camden Yards es el claro ejemplo de que algo no necesita ser nuevo para ser mejor. Desde su inauguración hace 25 años, el parque de los Orioles ha sido reconocido por su belleza y funcionalidad al incorporar un estilo retro con la tecnología moderna. En el cuarto de siglo de vida que tiene, Oriole Park lo ha visto todo, los jonrones 500 de Eddie Murray y Manny Ramírez, el récord de 2.130 juegos consecutivos de Ripken y un no hitter. Sin embargo, nunca ha podido ser casa de su equipo en una Serie Mundial.

Favorable para los zurdos

Si algo ha caracterizado siempre el Oriole Park es que tanto el centro-izquierda como centro-derecha son propicios para los bateadores pero son los zurdos los que aprovechan mejor las dimensiones del campo a pesar de la altura superior del muro.

 

DESCARGA EL PDF DE LA PREVIA DE LOS BALTIMORE ORIOLES.

0 Comentarios

Normas Mostrar