Para crecer hay que vender

Para crecer hay que vender

México

El posible interés de grandes clubes en Aarón levantó polvareda en el entorno perico, nada acostumbrado a que sus jugadores aparezcan en los titulares. Muchos se ciñeron al mantra, “cláusula o nada”, una postura que flaquea a los primeros envites de cualquier negociación. Nadie pagará 30 millones por un lateral con 22 partidos en Primera. Todavía. Seamos realistas: el potencial del chico es descomunal. Es un veterano de 19 añitos. Pero no les diré aquello tan socorrido de “por ese precio lo llevo yo mismo en coche” porque Lardín se lo habría llevado cinco minutos antes. Antes de poner en marcha el cuento de la lechera, háganse la pregunta de cuánto pagarían ustedes por el chico si jugase, por ejemplo, en el Málaga.

Seguimos traumatizados por la reciente época de penuria. Nos quejamos de lo poco que sacamos por Bailly, cierto, pero olvidamos que también hemos dado algún buen sablazo, como los 8 kilos de Wakaso. Queremos comprar barato y vender caro. Y además queremos vender a los malos y quedarnos con los mejores. Pero los grandes equipos que son nuestro modelo a seguir han escalado hasta lo que son a base de ventas. Buenas ventas. Para crecer hay que vender. No malvender. Y encontrar el precio justo como hacía Joaquín Prat, es todo un arte.

0 Comentarios

Normas Mostrar