NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

O NOSO DERBI

Riazor no entiende de empates cuando acoge el derbi gallego

Deportivo y Celta no firman tablas en A Coruña desde 2001 y los clásicos en terreno blanquiazul han dejado 2,5 goles por encuentro en este siglo.

Actualizado a
Riazor volverá a acoger mañana la fiesta del fútbol gallego entre Depor y Celta
JESUS SANCHO RODRIGUEZ (SANCHOFOTO)DIARIO AS

Los derbis de máxima rivalidad, esos encuentros marcados en rojo en el calendario de las aficiones, concentran tanta pasión y nervios que en muchas ocasiones acaban por ofrecer un espectáculo pobre en el terreno de juego. El clásico gallego, sobre todo cuando se disputa en Riazor, es una excepción.

El estadio coruñés no entiende de empates garantiza duelos de todo y nada. Y es que hace ya 16 años que Depor y Celta no firman tablas cada vez que el conjunto celeste viaja al norte de Galicia. Incluso aquel partido de 2001, que quedará para siempre en la cabeza de todos los aficionados al fútbol por la grave lesión de Manuel Pablo, estuvo lleno de emociones y terminó con remontada blanquiazul para igualar el 0-2 inicial de los olívicos.

Riazor ha acogido desde entonces ocho derbis más, siete de ellos en Primera y uno en Segunda, en el que el balance es ligeramente favorable a los locales. El Depor ha aprovechado la ventaja de campo en cinco ocasiones en lo que va de siglo, mientras que el Celta ha sumado tres triunfos en terreno enemigo, el más reciente en la 14-15, con goles de Charles y Larrivey (0-2).

TemporadaResultado
2002-2003Deportivo 3-0 Celta
2003-2004Deportivo 3-0 Celta
2005-2006Deportivo 0-2 Celta
2006-2007Deportivo 0-1 Celta
2011-2012Deportivo 2-1 Celta
2012-2013Deportivo 3-1 Celta
2014-2015Deportivo 0-2 Celta
2015-2016Deportivo 2-0 Celta

Pero el aliciente que supone siempre ver a vencedores y vencidos no es lo único que aporta el clásico. El cómo también importa y además suelen darse encuentros con muchos goles, como los dos 3-0 consecutivos en 2003 y 2004, con Tristán, Sergio, Pandiani y compañía marcando diferencias. En estos ocho partidos blanquiazules y celestes han aportado 20 tantos, 2,5 por derbi. El único clásico que se decidió con una única diana fue el 0-1 de 2006 con gol de Nené.

Lleno, mosaico e himno gallego

Con todos los ingredientes bien mezclados sobre el césped, la guinda del clásico estará en la grada. Las entradas se han agotado y Riazor prepara un lleno espectacular para vivir otra gran fiesta del fútbol gallego. Unos 700 aficionados celestes viajan al norte y el partido ha sido declarado de alto riesgo, aunque el comportamiento de ambas aficiones ha sido ejemplar los últimos años.

Las directivas de ambos clubes han fomentado la concordia y, de hecho, el Depor ha propuesto iniciativas conjuntas para ambas aficiones en la previa del encuentro. Primero el mosaico que lucirá la bandera de Galicia y, el plato fuerte, justo antes de que comience el encuentro, el desafío que ha mandado el club blanquiazul a través de las redes sociales para que todos los asistentes hagan resonar con fuerza el himno gallego, superando la inolvidable imagen de la temporada pasada.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?