PELICANS 100-BLAZERS 77

Cousins y Davis van a más: paliza a unos Blazers que se hunden

DeMarcus dirige el triunfo de unos Pelicans enormemente superiores a unos Blazers que se quedaron en su peor anotación de toda la temporada.

México
0
Cousins y Davis van a más: paliza a unos Blazers que se hunden

Los Pelicans ya no llegarán salvo milagro a esos playoffs que seguirá viendo por televisión DeMarcus Cousins, pero su triunfo incontestable (100-77) deja un poco más lejos también a unos Blazers incapaces de tener un mínimo de regularidad y cuyo próximo partidos es… en San Antonio. 27-40 para los de Luisiana, 29-37 para los de Oregon, ya a dos partidos y medio de los Nuggets y con los Wolves y los Mavericks respirando en su nuca.

Justo castigo para un equipo que jugó un partido pésimo, con su peor anotación de la temporada, y que permitió a los Pelicans batir sus récords del curso en control de pérdidas (5) y en porcentaje de tiro permitido al rival (30%). Una actuación ridícula de los Blazers que sumaban 36 puntos al descanso (50-36) y 54 en tres cuartos (72-54). De esos 54, 26 eran de Lillard, que terminó con 29. Del resto del equipo, solo Napier llegó a diez puntos. McCollum se quedó en un 4/12 en tiros, Crabbe en un 1/8 y Nurkic en otro 1/8 para 2 puntos, 8 rebotes y ninguna asistencia, un mal partido contra Cousins que enfría lo que era una luna de miel desde su llegada a Portland.

En los Pelicans, los secundarios hicieron lo suficiente: 13 puntos de un Jordan Crawford que sigue exprimiendo su oportunidad, 11 de Moore, 12 de Hill… y 10 de Jrue Holiday. El resto lo pusieron los pesos pesados: Anthony Davis (al que le dio un susto el tobillo en la primera parte) terminó con 15 puntos, 15 rebotes y 3 tapones. DeMarcus, con 22 puntos, 9 rebotes, 3 asistencias, 3 robos, 2 tapones y solo un 0/5 en triples como mancha en su hoja de servicios. Cousins y Davis vuelven a ganar juntos, pero los playoffs están demasiado lejos. Quizá dentro de poco, también para estos muy decepcionantes Blazers.