Broner regresa con victoria y ya apunta a Manny Pacquiao

BOXEO

Broner regresa con victoria y ya apunta a Manny Pacquiao

Adrien Broner golpea con dureza el rostro de Adrián Granados durante su combate en Cincinnati.

AFP

Después de casi un año desde su último combate, Adrien Broner volvió a pelear y lo hizo con victoria ajustada. Tras el pleito reconoció conversaciones con el mánager del filipino.

Madrid

"Estoy listo para ser un ejemplo", espetó Adrien Broner (33-2, 24 KO) tras vencer por decisión dividida, y discutida, a Adrián Granados (18-5-2, 12 KO). La frase para un boxeador apodado "The Problem" es toda una declaración de intenciones. Broner afirmó antes de regresar al ring, tras casi un año alejado, que sería otro y de momento lo está cumpliendo. El de Cincinnati busca combates de altura para dejarles un "buen colchón económico" a sus hijos, y para ello es consciente de que un cambio de actitud es importante.

Cumplida la primera premisa, Broner no tuvo problema en hablar de su futuro. La discutida victoria ante Granados deja una posible revancha en el aire. Opción que no disgusta a "The Problem", pero Broner quiso apuntar más alto tras el combate. Ante la indecisión que tiene Manny Pacquiao sobre su próximo combate, llegando a preguntar en Twitter a quien prefería la afición, el estadounidense tiró de hemeroteca para que su nombre empieza a sonar ligado con el del filipino.

Broner reconoció contactos con Bob Arum, promotor de Pacquiao. "Hemos hablado por teléfono no hace mucho. Todo el mundo lo sabe. El año pasado fui donde ellos, pero no quisieron. Ahora se vuelven a tropezar conmigo. Siempre les he dicho que si los números me van bien vamos a tener una gran pelea", aseguró el púgil de Cincinnati. Hace meses, como reconoció, se habló de su pelea. De hecho se filtró que ambos habían pactado el combate en 147 libras (66'7 kilogramos), pero al final las conversaciones no llegaron a buen puerto y el filipino optó por otro camino.

Discutida victoria de Broner sobre Granados

Adrián Granados (izquierda) esquiva un golpe de Adrien Broner.

La polémica llegó al Cintas Center de Cincinnati cuando los jueces desvelaron la puntuación de sus cartulinas. Broner peleaba en casa y pesó. Los dos estadounidenses no se dejaron nada dentro y el intercambio de metralla fue terrible. Granados hizo a Broner moverse por la parte exterior del cuadrilátero, este con su mano izquierda dañada (según reconoció tras el combate) desde los primeros rounds no pudo buscar su jab.

Ante ese contratiempo, "The Problem" esperó a la contra con golpes curvos y sobre todo llevó la pelea a la corta distancia. Granados era el que llevaba la iniciativa, Broner lograba conectar buenos golpes a la contra y así mantenía la igualdad. Ninguno de los dos pudo decantar claramente la balanza y la decisión fue de los jueces. 96-94, 97-93 y 93-97, división y discusión que dan a Broner una sufrida victoria que le hace soñar con una gran bolsa en sus próximos combates.

0 Comentarios

Normas Mostrar