El Atleti, uno a uno: Gameiro fue imparable, Saúl es un superclase

BAYER 2 - ATLÉTICO 4

El Atleti, uno a uno: Gameiro fue imparable, Saúl es un superclase

Gameiro celebró así el 1-3.

AFP

El delantero potenció la goleada rojiblanca, con un tanto, una asistencia y varias acciones de mérito. El canterano abrió el marcador de zurdazo. Bien Torres desde el banquillo.

Madrid

Moyá: Simeone le mantuvo en la titularidad, premio merecido a su buen papel mientras Oblak estaba lesionado. Primera parte muy plácida para él, en la que sólo tuvo que esforzarse una vez. Eso sí, fue una parada de mérito, con estirada para la foto para despejar el zurdazo de Kampl. En la segunda, poco puso hacer ante el gol de Bellarabi, pero falló en el despeje del 2-3, nunca debe echarse el balón al centro del área. Con el Bayer en plan arrollador, Savic y Filipe le salvaron en dos claras ocasiones.

Vrsaljko: dejó en el minuto 10 una cabalgada para el recuerdo, aunque inconclusa. Serio atrás, sin concesiones ni dudas en el primer tiempo. En el segundo Wendell le dio trabajo. Poca presencia arriba, debe dar más con su potencia y llegada en un partido hecho para el contragolpe: la jugada del 2-4 lo demuestra. Si se asoma, tiene un cañón para centrar en la diestra.

Giménez: bien en las marcas, poco exigido en el primer tiempo. En el segundo tiempo tanto él como Savic dejaron que Bellarabi se les colase para hacer el 1-2. Casi se marca también en propia puerta en un despeje con riesgo.

Savic: igual que Giménez, bien en la primera parte y dominando mucho el espacio aéreo, aunque Bellarabi se coló entre ambos en el 1-2. Fue algo más cosa suya ese tanto, estaba más cerca y el balón le pasó al lado. Luego para colmo se marcó el 2-3 en propia puerta en una acción de mala suerte y con fallo de Moyá.

Filipe: tenía una papeleta complicada con la marca de Bellarabi, pero le contuvo bien en el primer tiempo. Se sumó al ataque poco pero con acierto, e incluso un centro suyo, que tocó en Wendell, acabó en el larguero. En el segundo tiempo, Henrichs le ganó la espalda para asistir a Bellarabi en el 1-2. Recibió tarjeta amarilla (buscada) y no juega la vuelta.

Saúl: su primera parte fue antológica. Corrió, recuperó, fue el lanzador de los jugadores de ataque del Atleti y abrió el marcador con un zurdazo de museo. Sólo sabe hacerlos bonitos. En el segundo bajó las prestaciones, pero gran parte de la responsabilidad de que el Atleti se vaya en franca ventaja de Alemania es suya. A su mejor nivel, es un superclase.

Gabi: junto a Koke, principal línea de defensa del Atleti para frenar al Leverkusen en campo propio. El plan salió a la perfección, tanto él como Resurrección brillaron en lo táctico y solventaron la salida de balón con limpieza, buscando a Saúl la mayor parte de las veces. En el segundo tiempo esa fortaleza se quebró durante varios minutos. Vio la amarilla y no jugará la vuelta.

Koke: papel más oscuro el suyo, pero muy importante. Desmintió el mito de que el Atleti es más débil con él en el mediocampo. En el segundo tiempo sufrió más, pero en contraprestación combinó bien con Vrsaljko en la jugada del 2-4 de Torres.

Carrasco: el más preocupante del frente de ataque, por la ausencia de acciones peligrosas. Apenas un pase filtrado a Griezmann en los primeros minutos que el francés estrelló contra Leno. Le sigue faltando el punto, pero a cambio trabajó todo lo que pudo por el equipo. Probó su disparo lejano, tampoco tuvo suerte en ello. Se marchó en el 78’ para que entrase Correa.

Griezmann: gran partido del francés, conectando con Gameiro a la perfección. Rozó el gol ante Leno en los primeros minutos, luego le batió en mano a mano, asistido por su compatriota y pudo repetir en jugada idéntica, pero el meta del Bayer despejó a córner. Dejó el sitio a Torres en el 78’.

Gameiro: el mejor del ataque del Atleti, con permiso de Griezmann. Asistió a Griezmann en el 0-2, le dio luego otros dos balones para que el de Macon hiciese doblete, lanzó un zurdazo al larguero y provocó un penalti que transformó. Imparable en carrera, Toprak y Dragovic tendrán pesadillas con él. Simeone le quitó en el 70’ para meter a Thomas, pese a que la impresión era que al francés le quedaba un par de sprints. A partir de ese cambio, el Bayer creció.

Thomas: entró en el 70’ por Gameiro. Simeone buscaba con ese cambio ganar entereza en el medio, pero la realidad es que el Bayer creció a partir de entonces. Perdió algunos balones en la salida peligrosos. Necesita elegir mejor, pero su despliegue es estupendo.

Torres: salió y, tras minutos de agobio para el Atleti, llevó la calma al banquillo del Cholo con el 2-4. Gol de nueve puro, entrando desde atrás y ajustando el cabezazo. Aprovechó el ratito que tuvo.

Correa: entró junto a Torres en el 78’, él en lugar de Carrasco. Tuvo dos buenas opciones para marcar: en la primera controló mal, en la segunda bien, pero se le hizo de noche al definir y se topó con Leno. Lo mismo de siempre, elige mal.

0 Comentarios

Normas Mostrar