Schmidt, Burgos y Simeone: tensión en los banquillos

BAYER - ATLÉTICO

Schmidt, Burgos y Simeone: tensión en los banquillos

La escena de 2015.

Diario as

El cruce de la 14-15 entre Bayer y Atlético dejó un rifirrafe entre el técnico del equipo alemán y los dos del rojiblanco que casi llega a mayores.

Madrid

Trató ayer de rebajar las expectativas sobre el encuentro Roger Schmidt en la sala de prensa, pero la imagen sigue vigente: máxima tensión entre los banquillos del BayArena en 2015, en la ida de octavos de final de la Champions. Los protagonistas, tres: el propio Schmidt, Simeone y el Mono Burgos. Tras una falta de Çalhanoglu sobre Gabi a la media hora de partido, las quejas de ambos técnicos organizaron la escena: el técnico del Leverkusen y Burgos se encararon y al poco se sumó Simeone; el cuarto árbitro actuó como separador de los bandos y trató de poner paz, aunque con poca suerte.

Simeone recriminó a gritos y con la mano la actitud de su homólogo en el banquillo rival, mientras que Burgos se acercó por detrás y siguió increpándole. Sucedió aquello, además, en un momento de especial sensibilidad en el Atlético de Madrid sobre la intensidad que aplicaba sobre el césped, entendida por algunos como agresividad o casi violencia, sobre todo tras los tensos cuartos de final de Copa jugados contra el Barcelona (en los que Arda incluso acabó lanzando una bota a un linier).

Tras el partido, Schmidt dirigió la mayor parte de sus iras hacia Burgos: “El segundo entrenador es una locura. Es una treta que le manden para que haga teatro. No lo toleraré. Tratan de coaccionar al árbitro pidiendo tarjetas y creo que ahí mi trabajo es reaccionar”. Se generó una corriente de opinión negativa en Alemania en torno al Atlético y hasta el gerente del club de Leverkusen anticipó lo que, supuestamente, le iba a esperar a su equipo cuando visitase el Calderón en la vuelta: “Nos van a arañar, morder, patear, provocar... Todo lo que conocemos”.

Ayer Schmidt recordó aquel encuentro, aunque sin polemizar: “A mí no me interesa hablar de lo que sucedió hace dos años en los banquillos. Somos entrenadores que tratamos de apoyar al equipo, son situaciones en el fútbol, pero no es algo de mi interés. El Atlético se impuso y no busco ahora revancha por aquella situación”.

0 Comentarios

Normas Mostrar