NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

FINAL DE LA COPA | REAL MADRID - VALENCIA

El Real Madrid persigue un póquer histórico en la Copa

El equipo blanco persigue una hazaña: nadie ha ganado cuatro títulos seguidos con este formato. El Valencia va a por la segunda de su historia.

VitoriaActualizado a
En la semifinal entre el Baskonia y el Real Madrid hubo 15.465 espectadores, récord en un partido de la Copa del Rey.
PAULINO ORIBEDIARIO AS

"Estamos hasta los ‘mismos’ del Barça y del Madrid…". Esta vez no habrá cántico de aficiones hermanadas contra los grandes. Tampoco lo hubo el año pasado. Como en A Coruña, el Barça ha descabalgado. Se cayó con todo el equipo en una segunda parte lamentable. Mérito también del Valencia, que regresa a la final. Un camino que empieza a conocer. Tiene una Copa, la de 1998. Y desde entonces, hasta tres veces ha alcanzado el último escalón, aunque sin coronar: 2000, 2006 y 2013. La primera y la última, precisamente en Vitoria. Final histórica por muchos motivos, y también inédita. Nunca ambos habían coincidido a estas alturas.

El Madrid persigue una hazaña, encadenar cuatro Copas seguidas por primera vez con el actual formato, el de las fases finales. Tiene tres, el récord. Anteriormente, el Barça hiló seis (1978-83). Como Ferrándiz (1970-75). Pablo Laso ha convertido la Copa del Rey en su torneo fetiche, el suyo y el del Madrid. Y lo ha hecho después de que muchos madridistas creyeran que jamás volverían a ver un triunfo. Que era competición gafada, y así lo fue durante 19 años (1993-2012). De hecho, en 2011 el Barça le dio caza en el palmarés. Aquel año, en verano, el vitoriano llegó al banquillo y meses después celebraba su primera gesta. La Copa del Sant Jordi en casa del enemigo. Fin a la sequía.

El dato es abrumador: 14 partidos ganados en el torneo del KO de 15 jugados. Cuatro trofeos, los tres últimos seguidos. Y una única derrota, en los cuartos de 2013 ante el Barça de Pete Mickeal después de dos prórrogas. En esta edición, hasta eso ha cambiado, las prórrogas sonríen al Madrid. Tiene a tiro su Copa número 27, agrandar la hegemonía. No lo tendrá fácil porque el Valencia quiere la Segunda. Y la quiere con ahínco. Dispone de talento y veteranía en jugadores clave como San Emeterio y Rafa Martínez. Dubljevic es pieza esencial. Han competido muy bien este curso, pero tenían asignaturas pendientes. La de los grandes. Ayer aprobaron la del Barça. Ante el Madrid, dos derrotas por un acumulado de 33 puntos (75-94 y 85-71). A ver hoy. Duro examen para los pívots taronjas frente a Ayón y Randolph. Y ojo a Doncic, ¿se lo imaginan de MVP con 17 años cuatro años después de serlo en la Minicopa? Algunos entrenadores ya lo han hecho, no es una quimera.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?