LIGA MX

Veracruz, en riesgo de veto de estadio por reglamento

Al finalizar el encuentro entre Tiburones y Tigres se captaron actos de violencia en las tribunas del Luis Pirata Fuente que están claramente sancionados en el reglamento de la Liga MX.

México
0

Luego de que terminara el partido entre Tiburones y Tigres en el Luis 'Pirata' Fuente, se vivió una trifulca en las tribunas entre ambas aficiones que podrían costarle al equipo de Carlos Reinoso el veto de su estadio, pues así lo marca el reglamento de sanciones de la Federación Mexicana de Futbol. 

Al término del partido se captaron en video diversas violaciones a la legislación de la Liga MX, según lo indica su propio reglamento. Entre las más destacadas se pudo observar a un aficionado agrediendo a otro con un picahielos, a los elementos de seguridad incapaces de detener el conflicto y la agresión a Jesús Dueñas con una botella de vidrio.

Todas estas actividades están prohibidas dentro del reglamento en el Capítulo V, Artículo 50 donde dice:

“Está prohibida dentro del Estadio la venta al público de bebidas con hielo en trozos, o cualquier otro alimento en envases de hojalata o vidrio que puedan causar daño.”

“Se deberá contar con el personal necesario para realizar revisiones e inspecciones al público que eviten la introducción al Estadio de armas u objetos que puedan ser usados como proyectiles.”

“Se deberá contar con la fuerza pública y privada necesaria para guardar el orden en el Estadio y sus inmediaciones durante el encuentro, de conformidad con el mínimo requerido establecido en el Reglamento de Disposiciones de Seguridad para Partidos Oficiales.”

Si los puntos anteriores son violados, el reglamento dicta que “Los Clubes que incumplan con lo dispuesto en el presente artículo, serán sancionados con apercibimiento y/o multas de 200 hasta 3,000 UMAs, pudiendo llegar incluso al Veto de Estadio. En caso de reincidencia, la Comisión Disciplinaria tendrá la facultad de aumentar la sanción al infractor”.

Según el Capítulo V en su artículo 51, Veracruz deberá hacerse responsable de los perjuicios y daños causados por la afición.

“Las sanciones a que se hace acreedor el Club local por la conducta impropia de los Grupos de Animación y el público en general es de apercibimiento y/o multas de 200 a 2,000 UMAs, pudiendo llegar incluso al Veto de Estadio. En el caso de sucesos más graves la sanción podrá incrementarse hasta 4,000 UMAs según lo determine la Comisión Disciplinaria. En caso de reincidencia, la Comisión Disciplinaria tendrá la facultad de aumentar la sanción al infractor.”

Será la Comisión disciplinaria la que establezca la gravedad de los actos así como la sanción correspondiente.