La defensa de Bill Belichick vs el ataque de Kyle Shanahan

Camino a la Super Bowl LI

La defensa de Bill Belichick vs el ataque de Kyle Shanahan

Bill Belichick y sus Patriots se medirán a la última gran mente ofensiva llegada a la NFL, Kyle Shanahan, y sus Falcons.

Todo lo que sea bajar de la treintena de puntos a los Falcons, será considerado como un éxito para los de Boston. Frenar a los WR y presionar a Matt Ryan será fundamental.
Cincinnati Bengals vs Houston Texans

Hace mucho tiempo, en una liga muy, muy lejanaEpisodio 2 . Evadiendo a los innumerables enemigos que se ha encontrado por el camino, un grupo de rebeldes liderados por el joven Kyle Shanahan han logrado alcanzar la última meta y asentarse en la base secreta de Atlanta. El malvado emperador Belichick, obsesionado con el joven Shanahan, ha mandado a toda su artillería para poder contrarrestar la Fuerza que crece en ese rebelde.

Kyle, y su compañero Ryan, poco saben de la nueva arma que están construyendo desde el malvado Imperio Galáctico, un arma más mortífera que nunca. Cuando esté terminada, Tom Brady y Bill Belichick significarán la perdición para estos rebeldes que luchan por restaurar la paz y la libertad en la liga…

BILL BELICHICK VS  KYLE SHANAHAN

De los dos duelos que se van a dar a ambos lados del campo, aquí tenemos el más atractivo. Siendo los dos igual de importantes, este es el que creo que va a decidir el encuentro. Todo lo que sea bajar de la treintena de puntos a los Falcons, será considerado como un éxito para los de Boston. En los últimos dos meses, Atlanta lleva 37´5 puntos por partido. Eso es una auténtica barbaridad y, además, te obliga a no cometer ningún error en ataque, porque cualquier turnover, o incluso un punt, se convierten en bola de break para los Falcons. Bill Belichick ya consiguió frenar a uno de los ataques más explosivos y anotadores de la historia de la NFL, así que no sería descabellado que volviese a encontrar una fórmula que nadie conoce para frenar a estos Falcons. Yo os dejo cinco claves para seguir uno de los duelos más excitantes que se recuerdan, ahí van:

 

1- EL SECRETO DE MATT RYAN

Miras las estadísticas de Matt Ryan y asustan. Porcentaje de completados, yardas conseguidas por aire en esos completados, número de touchdowns, numero de receptores que usa, etc. Mires donde mires, sus números no dejan indiferente a nadie. La temporada de Matt "Ice", como no podía ser de otra manera, acabará con la coronación como mejor jugador del año. Sin embargo, el excelente juego de Ryan no queda reflejado del todo en sus números, lo que realmente es contundente es lo que demuestra en el emparrillado.

Su conexión con Kyle Shanahan le ha hecho ser mucho mejor quarterback de lo que ya era. Ahora podemos ver como Ryan domina a las defensas antes del snap, no después, como lo hacía antes. En cada lectura, en cada motion, en cada mirada, Ryan tiene un plan para su ataque, y suele ser el correcto. Descifra defensas con el movimiento de sus runningbacks, con el de los tight ends o con el de sus wide recievers, buscando el mismatch que eso provoca en el adversario. Aquí es donde mejor sabe buscarle las cosquillas a los linebackers rivales, los cuales son sus objetivos favoritos.

Devonta Freeman y Tevin Coleman son dos runningbacks que juegan de maravilla cuando los sacan en ruta. El route-running de ambos es muy bueno, así como sus manos, por lo que, prácticamente, son dos receptores más dentro de un numeroso grupo. Con esto, Ryan se sitúa debajo del center, o en shotgun, y comienza a leer movimientos en la defensa. Sacar al RB del backfield provoca una respuesta por parte de la defensa. Si la defensa es individual, la ventaja estará en ese RB enfrentado al LB o, si es un DB quien se queda con el RB, Ryan buscará a la asignación con la que, finalmente, se ha quedado el LB antes citado.



Esto es lo básico, y algo que espero ver mucho en el partido frente a los Patriots. Los LBs de Belichick tienen problemas para defender a los RBs rivales cuando estos salen en ruta. Atacar la zona media, con los corredores, tiene que ser una de las jugadas que Shanahan maneje para la Superbowl, y nadie mejor que Ryan para buscar esas situaciones. Pero esto no es todo el arsenal de los Falcons y de su QB.

Ryan es capaz de mover su backfield incluso en situaciones de carrera. Cambia asignaciones de la línea ofensiva y mueve a los tight ends de lado para buscar el mejor camino para correr. Mover a uno de los dos RBs, alineados en el backfield, puede darte el agujero que esperas en la caja para poder ejecutar mejor la carrera mandada desde la banda. Todo lo que sea mover al oponente de su defensa base, será una pequeña batalla ganada por parte de Ryan. Si Patricia no es capaz de contrarrestar estos motions, la noche para los Patriots puede hacerse muy larga.



Y aún con todo esto, Shanahan también tiene movimientos para desconcertar a la defensa tras el snap. Podemos ver todo tipo de orbit motions, play actions o fake toss pass, lo cual provocan cambios de dirección en los jugadores defensivos que facilitan el hombre abierto para pasar el balón. Las formaciones de dos o tres tight ends en la línea ofensiva, le da máxima protección a Ryan para desarrollar todos estos engaños una vez que el balón está en juego. Ryan es buen lector del juego antes y después del snap, por lo que no le es complicado encontrar respuestas a cómo se mueve la defensa cuando tiene el football en las manos.

 

2- LOS ENGAÑOS DE BELICHICK Y PATRICIA

Si algo destaca en la defensa de New England, cuando te pones a ver un partido, son la cantidad de movimientos que hay en su defensa antes, durante y después del snap. El quarterback que juega contra ellos debe mirar a demasiados sitios para tratar de discernir a lo que se enfrenta. Es decir, tenemos un QB que mueve a sus hombres para descubrir a la defensa, y una defensa que lo hace para que no se sepa por dónde van a ir. ¡No me digan que no es una maravilla de partido! Antes hemos visto algunas de las cosas que hacen Shanahan y Ryan para descubrir a la defensa. Aquí veremos como los Patriots intentarán engañar al propio Ryan.

Los Patriots rotan muchísimas veces a sus safeties justo cuando el balón sale de las manos del center. Ellos aparentan una defensa y rápidamente la cambian moviendo a sus dos hombres profundos. Así, podemos ver un solo safefy antes del snap, pero caer con dos cuando el QB recibe el balón. O al revés. Todo esto puede confundir al pasador, el cual manda unas rutas a sus corredores equivocadas buscando una debilidad que no existe realmente.



Pero no solo mueven a los safeties. La línea de scrimmage puede contener a cuatro, cinco, seis o hasta siete jugadores antes de que se inicie la jugada. Es muy común ver a Hightower moverse al exterior formando una línea de cinco, o situarse junto a Roberts en los gaps interiores formando una línea de seis hombres. Eso vuelve a poner en alerta al QB, le amenaza con la posibilidad de blitz y no deja claro quien entrará al rush o quien caerá en cobertura. Con todo esto, nos encontramos a un pasador pendiente de los safeties, de si la defensa es zonal o individual y de una LOS llena de gente con distintas asignaciones. Te llevan al límite.



Belichick y Patricia tienen la difícil tarea de contrarrestar los desajustes que provoca Ryan con sus motions antes del snap. No pueden conceder ni una sola ventaja al ataque de los Falcons, así que veremos moverse mucho tanto a los safeties como a los linebackers. Además de crear confusión, la defensa de New England tiene que llegar a Ryan. Los blitzs serán constantes para engañar a la OL de los Falcons y para llegar al QB antes de que pueda lanzar el balón. La presión debe ser algo fundamental para limitar a este ataque. Esta partida de ajedrez comienza con las fichas encima del tablero, pero se decide antes de que se ponga el balón en juego.

 

3- OUTSIDE ZONE, LA CARRERA PERFECTA DE LOS FALCONS

La defensa de New England no comete grandes errores. Es una unidad que no brilla como otras defensas top, pero que los pequeños detalles los cuida como nadie. De hecho, es la defensa que menos puntos recibe de toda la liga, un dato que deja claro el buen funcionamiento de este grupo de jugadores. Algo en lo que destacan sobremanera es en la defensa interior de la carrera. Correr contra ellos no es nada fácil. Aquí, brilla con luz propia el mejor hombre de la línea defensiva, Alan Branch. Branch es un defensive tackle que funciona bien en el pass-rush, pero que es un espectáculo contra el juego terrestre. Domina esta parcela porque usa muy bien sus manos y porque siempre mantiene la vista en el backfield, leyendo, en todo momento, lo que ocurre en el pocket. Al uso de las manos, antes comentado, se le une un muy buen primer paso, potente y que le permite poder jugar en dos gaps, algo que facilita el trabajo de sus compañeros. A su lado, Malcom Brown es un complemento ideal, aunque destaca mucho más contra la carrera que en el pass-rush. Es decir, si a estos dos le sumamos a Hightower, correr por el centro de esa línea se hace muy difícil. Antes de que Bell cayese lesionado en el Championship Game, estos tres jugadores habían demostrado estar muy preparados para cualquier carrera por dentro, y es algo que han hecho muy bien a lo largo de todo el año.



Los Falcons dominan todo tipo de juego terrestre. Usan más las situaciones zonales, pero no es de extrañar verles jugar carreras de poder con DiMarco, su fullback, saliendo al segundo nivel y jugando lead blocks. Aún con todo esto, Shanahan tiene en sus manos la carrera que mejor le puede funcionar en este encuentro: la outside zone. Ya os he hablado, en otros artículos, de esta manera de correr el balón, y aunque todo el mundo sabe que la van a correr, siempre consiguen muy buenas ganancias. Da igual que la corra Freeman o que lo haga Coleman, la línea ofensiva, los TEs, y su FB, se encargan de abrir los huecos para que el RB decida por donde hacer el corte. La lectura de Freeman y de Coleman les hace elegir bien, la mayoría de las veces, el camino a seguir (bend, si juegan el cutback, si siguen el camino más directo será bang, o bounce si lo que se abre es el hueco exterior). Además, las formaciones en I, que generalmente serían para carreras de poder, las usan para que el FB se una a los bloqueos zonales exteriores, con lo que pueden crear cierto desconcierto en la línea defensiva y en la zona de linebackers.



Es muy posible que los Patriots tengan la mejor secundaria en cuanto a técnica de tackle se refiere. Son excelentes en el run support porque cuando los DBs van a placar, es extraño ver que continúe la carrera. Sin embargo, los DEs no son capaces de zafarse de esos bloqueos zonales cuando la carrera es por fuera. Tanto Sheard, como Flowers, son muy buenos en el pass-rush, pero les he visto sufrir en situaciones parecidas a esta. Belichick debe servirse de sus DBs para poder frenar estas outside zones que tan bien juegan en Atlanta. Estoy convencido de que esta será una de las batallas que más pueden decidir el partido. Los Patriots cerrarán su línea defensiva por dentro, pero también deberán hacerlo por fuera.

 

4- JULIO JONES, EL MEJOR WR DE LA LIGA

Todos sabemos que a Belichick le encanta anular la mayor amenaza del rival. Es notorio que, cuando juega frente a una estrella, encuentra la manera de incomodar al mejor jugador del ataque al que se enfrenta y, por lo tanto, de poner en problemas a toda la ofensiva adversaria. Muchos coordinadores defensivos han intentado parar el juego terrestre de los Falcons. Sin duda, la carrera es una de las cosas más importantes para el equipo de Atlanta, pero cerrar este juego tiene un inconveniente. Un inconveniente demasiado grande. Si alineas a muchos hombres en la caja, para cerrar gaps contra la carrera, Ryan lo va a leer y va a empezar a buscar a sus receptores y, sobre todo, va a buscar a Julio Jones.

Julio Jones está, probablemente, jugando los mejores snaps de su carrera ya que Shanahan le ha dado un esquema donde brilla allá donde lo coloque. Si el rival juega en zona, su tamaño, sus ball skills y sus manos, hacen muy complicado a la defensa contrarrestar el pase cuando se sienta en la zona débil de esa cobertura. No estar pegado a él, al inicio de sus rutas, es darle demasiada ventaja. Frente a Cover-3 le gusta correr rutas deep-in desde el exterior para buscar el hueco entre el safety profundo y los jugadores que caen a zonas hook. En cambio, frente a coberturas zonales con dos safeties profundos, Shanahan lo puede situar en los números para usar los conceptos flat-7, o smash, para buscar el hueco entre safety y cornerback en la banda. El nivel de los lanzamientos de Ryan ayuda a que Julio complete la recepción, pero si el pase no es del todo bueno, el WR lo puede atrapar igualmente.



Cuando se enfrenta a defensas individuales, la cosa cambia, pero no a peor. Desde la misma línea de scrimmage, Jones es capaz de librarse de la defensa presionante de su rival. Su juego de pies en el release es buenísimo. Ya sea con el single step (fintar a un lado y salir por el otro), o con el double step (fintar hacia un lado, hacer creer al defensor que vas por el otro lado para, finalmente, salir por el lado inicial), Julio consigue ganar separación desde el inicio de la ruta. Además, es un fantástico route-runner así que, si no ha ganado separación al principio, su velocidad y sus explosivos cortes terminaran por dejar al CB lo suficientemente separado como para recibir el pase.

Y, por si fuera poco con la separación que genera en ruta, su físico le da una potencia descomunal para evitar tackles y conseguir muchas yardas después de la recepción. Esto no es lo que más puede preocupar a los seguidores de New England. Como dije en el punto anterior, su secundaria es la mejor realizando tackles, así que no veo que los Falcons puedan ser una amenaza por ahí. Por supuesto, si en esto fallan, la cosa se le va a complicar a Patricia.

La defensa individual de New England es buena, y es en defensas al hombre donde destaca su CB estrella, Malcolm Butler. Butler saltó a la fama, precisamente, en la Superbowl de hace dos años con aquella intercepción a Wilson. Esta vez, se va a tener que ver las caras con un receptor que es un dolor de muelas. Si nos atenemos a otros partidos en los que New England se enfrentó a un WR de este calibre, nos queda otra posible idea que suele proponer Belichick. Esta idea consiste en dejar a su CB1 con el WR2 del rival, y al CB2 con el receptor estrella junto con otro compañero ayudando en doble cobertura. Para realizar estos brackets, el experimentado entrenador sitúa a McCourty vigilando las rutas del receptor en cuestión. El safety es, para mí, el mejor hombre de esa secundaria, pero dejarlo en doble cobertura es algo arriesgado en este duelo, porque Chung, o Harmon, pueden sufrir en profundo. Chung domina bien la caja y las rutas medias, aunque cuando se trata de cubrir el fondo la defensa, se le ven las costuras.



Cuando la posibilidad de recibir un blitz es muy real, Matt Ryan suele mandar a Julio en shallow cross (ruta cruzada justo por detrás de la línea defensiva del rival). Como os dije antes, su fantástico release desde la línea de scrimmage, le permite ganar separación en esta ruta corta y ser un objetivo rápido y sencillo para que el QB suelte el balón en muy pocos segundos y evitar así que le llegue la presión. Julio debe ser el objetivo de la defensa de Belichick. No se me pasa por la cabeza que el receptor consiga los números que hizo frente a Green Bay y, a buen seguro, Patricia tendrá diseñado un plan para contrarrestar esa desventaja que provoca tener al mejor WR de la liga en las filas del rival.

 

5- MISIÓN: FRENAR EL MEJOR JUEGO AÉREO DE LA NFL

Los nombrados Butler, McCourty, Chung y Harmon, más Logan Ryan y Eric Rowe, tendrán la misión más complicada de su unidad defensiva. Shanahan y Matt Ryan usan una cantidad ingente de receptores para atacar por aire. Julio Jones, Mohamed Sanu, Hardy, Gabriel, Robinson, los tight ends e incluso Freeman y Coleman, son susceptibles de recibir el balón. Sanu es el hombre que tienen para desatascar terceros downs, o como válvula de escape cuando no encuentran a Jones. Aunque Sanu sea el WR2, todos ellos se convierten en objetivos de su QB y Shanahan los despliega por el campo de tal manera que no sabes ni por donde te vienen los tiros. Todos esos movimientos antes del snap los hacen imprevisibles, y cualquier error en la cobertura se convierte en una ganancia abusiva de yardas.



Los Patriots es un equipo que, a lo largo de la temporada, ha ido cambiando su defensa del juego aéreo. Desde Cover-2 y sus variantes, pasando por Cover-3, hasta la Cover-1 que juegan ahora. Aquí, en mi opinión, es donde mejor se desenvuelven. Sus defensas zonales no terminan de funcionar del todo bien, y jugar zonas contra el ataque de Atlanta no me parece una buena decisión. Para caer en zona, necesitas un pass-rush brutal que no le dé tiempo al QB para leer los agujeros que se puedan dar. Es cierto que Sheard y Flowers pueden crear una presión más que decente, pero esa OL es capaz de aguantar lo suficiente para darle un pase sencillo a Ryan. Además, como comenté en el primer punto, el quarterback de Atlanta sabe leer los movimientos de la defensa antes del snap y suele adivinar lo que le propone el contrario. Es arriesgado. Por otro lado, Belichick y Patricia juegan una Tampa-2 en la que dan muchísimas facilidades al ataque. Si, normalmente, los linebackers tienen problemas cayendo en cobertura, con esta defensa salen más a la luz esos defectos. Esta defensa no la juegan nada bien, y me sorprende que la sigamos viendo en el game plan de Belichick. Hacerla el domingo sería una locura, el arsenal de los Falcons aprovecharía todos esos huecos que dejan defendiendo así.



Con todo esto, me imagino mucha defensa individual. La Cover-2 Man Under es una opción que manejará, a buen seguro, el coordinador defensivo de los Patriots. Con esta defensa puedes minimizar las big plays, pero dejas a menos gente en la caja, con lo que corres el riesgo de que la carrera se haga importante en Atlanta. Con McCourty y Chung protegiendo los balones profundos, los CBs pueden perseguir, por todo el campo, a los receptores de los Falcons. La trail technique (defender por debajo al receptor, previniendo los cortes hacia detrás o hacia los lados) te deja a los safeties defendiendo por encima de los jugadores en ruta. Si los CBs consiguen estar pegados, la ventana al pase se hace muy pequeña para el QB.

Logan Ryan ha crecido muchísimo según ha ido avanzando la temporada. Desde el slot se ha vuelto un hombre imprescindible cuando juegan en individual. Es muy agresivo, localiza bien el balón y puede aguantar muy bien los cortes del atacante. Sin embargo, tengo la sensación de que Eric Rowe es el eslabón más débil de esa secundaria. No es que esté jugando mal, pero se le puede quemar con relativa facilidad. Con Julio Jones vigilado por Butler, a Rowe se le quedará un emparejamiento duro, ya sea con Sanu o con Gabriel. Ambos receptores son distintos (Sanu mucho más físico y Gabriel más veloz), pero con los dos corres el riesgo de que te ganen en profundo. Shanahan no abusa de mandarle balones a Jones, al contrario, intenta repartir el juego para que la defensa no tenga un objetivo claro. Si Atlanta quiere atacar a esta defensa en el juego aéreo, buscará el enfrentamiento con Rowe. Otra de las opciones que más y mejor manejan en cobertura es la Cover-1. Los Patriots, aquí, se sienten muy seguros, ya que en individual es donde más rendimiento consiguen.

Los mismatch que se creen entre RBs y TEs de Falcons, frente a los LBs y safeties de Patriots, pueden decantar esta balanza. Me creo a los CBs de New England aguantando más o menos bien a los WRs de Atlanta, pero veo una gran desventaja cuando Matt Ryan busque atacar a los demás. Una actuación del cuerpo de LBs, en cobertura, parecida a la que nos tienen acostumbrados, va a ser difícil de manejar por Patricia y Belichick. El rendimiento de estos hombres debe ser extraordinario.

No me imagino otro plan para frenar a estos Falcons que no sea presionar a su QB hasta la extenuación y conseguir bajar el rendimiento de sus receptores. Sé que el juego de carrera es importantísimo para Shanahan, pero poner por encima la defensa del juego terrestre, sobre la del juego aéreo, no está dando el resultado adecuado a quien lo intenta. Son muy buenos en las dos situaciones, pero anular la más importante será la tarea de Belichick y Patricia. ¿Cómo? Yo no tengo una respuesta a eso, pero “el viejo Bill” ha estado en mil batallas como esta para saber lo que mejor le conviene a su equipo. No paro de mirar el calendario porque se me está haciendo eterna la espera. Nos espera un espectáculo sin igual. Nos espera, la Superbowl.

El Episodio 3, de esta película, será el más excitante de todos. Que la Fuerza os acompañe.

0 Comentarios

Normas Mostrar