Temas del día Más temas

LEYENDA

Los Red Sox retirarán el dorsal 34 de David Ortiz el 23 de junio

Boston ha comunicado su intención y será una nueva oportunidad de homenajear al mítico bateador designado en Fenway Park.

David Ortiz tendrá una ocasión más de recibir el cariño de los aficionados de Boston Red Sox en Fenway Park.
Jared Wickerham Getty Images

Si alguien pensaba que todavía había esperanzas para volver a ver al extraordinario jugador dominicano sobre los diamantes de las Grandes Ligas, esta nueva información cierra definitivamente el debate sobre esa posibilidad, por mucho que a no pocos seguidores del equipo sino del propio deporte les hubiese encantado disfrutar de una nueva oportunidad de ver al gran David Ortiz.

Los Boston Red Sox acaban de anunciar que habrá una ceremonia previa al encuentro del 23 de junio en la que se retirará el número 34 de Big Papi y será momento para celebrar la extraordinaria carrera deportiva del bateador designado.

Para todos aquellos que pudiesen estar interesados, ese día los Red Sox se enfrentarán a Los Ángeles Angels en Fenway Park.

Ese dorsal 34 será el undécimo retirado en la fachada del venerable estadio junto al número 1 de Bobby Doerr, el 4 de Joe Cronin, el 6 de Johnny Pesky, el 8 de Carl Yastrzemski, el 9 de Ted Williams, el 14 de Jim Rice, el 26 de Wade Boggs, el 27 de Carlton Fisk, el 45 de Pedro Martínez y el 42 de Jackie Robinson, que es común a todos los equipos de la MLB.

De esta manera, se cierra la puerta (si es que alguna vez estuvo abierta) sobre la opción de volver en 2017 tras su enigmática respuesta una vez cerrado el traspaso por Chris Sale en diciembre y pese a las buenas sensaciones que le llegaban a los dirigentes del club, que veían ejercitarse a Big Papi en Fenway Park como si fuese una offseason más.

Al final del día, Ortiz dejó claro por activa y por pasiva que el desgaste sufrido por su cuerpo, con especial atención a los achaques en tobillos, talones y pies, y el enorme esfuerzo al que se veía obligado de cara a estar listo para las exigencias de la maratoniana campaña regular eran los principales motivos para alejarse de los diamantes.

La última campaña del gran David Ortiz fue de ensueño salvo por el aspecto de verse apeados a las primeras de cambio en los playoffs frente a los Cleveland Indians en Series de División. Big Papi bateó un .315 de promedio, liderando las Grandes Ligas en dobles (48), hits de bases extra (87), slugging percentage (.620) y OPS (1021), al mismo que tiempo que marcaba el paso en su propio equipo en home runs (38), carreras impulsadas (127), bases por bolas (80) y OBP (.401).

Tan descomunal fue su última campaña que estableció las mejores marcas en home runs, carreras impulsadas, dobles y hits de bases extra en la última campaña de un jugador, que se unía al mérito extra de hacerlo con 40 años cumplidos.

Puede que no sea el tipo de noticias que esperaban los aficionados al béisbol, pero el 23 de junio dispondremos de una nueva oportunidad de ver como un sonriente David Ortiz en Fenway Park alcanza la inmortalidad que tanto se merece.