Green Bay Packers

Los cinco pases más increíbles y milagrosos de Aaron Rodgers

El quarterback de los Green Bay Packers dejó en el campo, ayer, su obra maestra en la manos de Jared Cook. Pero su catálogo es impresionante.

0
Los cinco pases más increíbles y milagrosos de Aaron Rodgers
EZRA SHAW AFP

Aaron Rodgers dejó ayer un pase para el recuerdo, para la historia. En tercera y veinte, en su propio campo, con el partido empatado y el reloj marcando los últimos segundos del encuentro, encontró a Jared Cook en la banda en el sitio y el instante preciso para poder poner a su equipo en field goal range y, de esta manera, permitir la patada vencedora a los Packers. Una locura. una preciosidad. Una jugada rota e improvisada que, si consiguen hacerse con el anillo, pasará a los museos deportivos del mundo entero. Disfrutadla de nuevo, haced el favor, que de esto no vemos todos los días:

Rodgers ha hecho magia de este calibre en otras ocasiones. De hecho, su colección de momentos monumentales debe ser la más gloriosa de cuantos han jugado a este deporte. Aquí van otros cinco pases increíbles que adornan su recorrido y que, en mi opinión, pasan a ser los puestos #2 a #6 en su lista, ya que lo de ayer es mucho, queridos, es mucho.

5- Esta preciosidad se produjo en la semana 2 de la temporada 2015. Jones es el receptor y la secundaria de los Seahawks la maltratada.

4- Hail Marys. Que lleva tres, el amigo. He dejado fuera de esta lista el de la semana pasada ante los Seattle Seahawks por la ligera falta de su receptor en el mismo, pero este de los Detroit Lions tiene marchamo de mítico, por la rivalidad entre los equipos y por la celebración del propio Rodgers.

3- El amo y señor de los Hail Marys realizó el más importante contra los Cardinals en la ronda divisional del año pasado. Es cierto que luego perdieron en la prórroga pero, aquí, empataban un partido de playoffs a domicilio de la forma más increíble.

2- La Super Bowl XLV tocaba a su fin. Los Packers ganaban por tres, quedaban seis minutos y Rodgers afrontaba un tercera y diez. Aaaaah, los terceras y largos de este hombre. Greg Jennings se coló en medio de la secundaria de los Steelers y puso el drive en posición de dar la puntilla para Green Bay, como así sucedió.

1- El año pasado ante los Arizona Cardinals pudimos ver dos ejemplos de la genialidad de nuestro protagonista. En el #3 ya os he puesto el Hail Mary para forzar la prórroga, pero creo sinceramente que este pase, anterior en el mismo drive, es aún más meritorio. 4 y 20 en su propia end zone, perdiendo de siete... y el balón vuela 61 yardas para aterrizar en las manos de Janis. Me quedé sin palabras entonces y sigo sin ellas.