Burkina Faso consigue empatar a una Camerún muy renovada

COPA DE ÁFRICA | BURKINA FASO 1 - CAMERÚN 1

Burkina Faso consigue empatar a una Camerún muy renovada

Banou Diawara reza tras el final del partido (1-1) del Grupo A de la Copa de África 2017 entre Burkina Faso y Camerún, disputado en el Stade de l'Amitie Sino-Gabonaise.

GABRIEL BOUYS

AFP

El central Dayo empató a falta de un cuarto de hora del final y comprime el grupo. Golazo de Moukandjo para los cameruneses. Ondoa falló en el 1-1.

México

El intercambio de golpes entre Burkina Faso y Camerún terminó en empate y en igualdad de problemas en dos selecciones que están lejos del nivel exhibido años atrás. Un tanto del central burkinés Dayo hizo justicia por el mayor empuje que mostraron los de Paulo Duarte en el segundo tiempo, aprovechando también el bajón físico y anímico de una Camerún irreconocible. La que fuera temible selección de Etoo en ediciones anteriores ha quedado reducida a poca cosa.

La renuncia de siete jugadores antes de comenzar el torneo obligó al técnico Hugo Broos a tirar de caras nuevas que en algunos casos fueron de lo mejor de su selección en el estreno. El zurdo Bassogog, que actuó pegado a la derecha, dejó muy buenos detalles y por momentos desarboló a la defensa burkinesa, aunque sin conseguir abrir el marcador. Fue uno más veterano, el elegante centrocampista del Lorient Moukandjo, quien adelantara a los cameruneses con un tanto de falta que sorprendió al ágil portero burkinés Koffi.

Gran reacción de Burkina Faso

El tanto sentó bien a Camerún y descolocó a Burkina, incapaz de hacer que la calidad de Pitroipa, Alain Traoré y Bertrand Traoré se tradujera en ocasiones de gol. Especialmente llamativo fue lo del jugador del Ajax, que fue el jugador referencia cuando en el conjunto de Amsterdam actúa en banda derecha saliendo siempre hacia dentro con su zurda maravillosa. Sin ese nueve puro, los burkineses carecieron de peligro con el que poder contrarrestar el tanto de Moukandjo.

Pero tampoco está Camerún como para ganar holgadamente ningún partido y quedó patente en el segundo tiempo. El equipo se cayó físicamente y poco a poco fue notando unas dudas que le hicieron incrustarse cerca de la portería de Ondoa. El portero sevillista tampoco dio sensación de seguridad en ningún momento, especialmente en los balones aéreos. De hecho, en uno de ellos, cuando sólo quedaba un cuarto de hora por delante, dejó un balón suelto tras un rechace y Burkina empató gracias a la astucia de Dayo. Pobre empate para Camerún y más valioso para Burkina Faso, que además comprime un grupo que parecía el más flojo antes de empezar la Copa de África y así lo es.

0 Comentarios

Normas Mostrar