Con tecnología, el árbitro decidiría si revisa la jugada o no

Con tecnología, el árbitro decidiría si revisa la jugada o no

El sistema VAR de ayuda a los árbitros se implantará en 2019, si al final se aprueba por la IFAB. Voy a intentar recrear cómo se hubiese actuado en Villarreal con el protocolo actual de vídeo arbitraje. Me voy a referir a las manos de Bruno y Mascherano. Entraríamos (si estuviera en vigor el nuevo sistema) en jugada de interpretación, por lo que los árbitros que están detrás del televisor no pueden decidir si es penalti o no. Simplemente, informarían al árbitro de que hay una jugada de posible mano y éste decidirá si revisarlo o no.

El árbitro principal es el único que en jugadas de interpretación puede pedir la revisión. Si dentro del campo ve la mano, analiza las circunstancias, perita la jugada y piensa que su decisión es la correcta, no irá a revisarla a la banda. Si le crease dudas, el protocolo es el siguiente: esperará a que el balón se encuentre en una zona neutral y parará el partido a no ser que el balón haya salido ya. Se acercará a la banda y allí un monitor le enseñará las imágenes disponibles de la jugada. Algunas de estas imágenes son en circuito cerrado, por lo que algunas de ellas no serán visibles en primera instancia para el telespectador. Una vez visionadas las diferentes repeticiones, decidirá. Los árbitros que están detrás del sistema decidirán lo que no es interpretable: equivocación de jugador en una amarilla, en una roja, falta fuera o dentro del área. Sólo lo objetivo. NUNCA ni los jugadores ni los entrenadores tienen la potestad de pedir al árbitro que revise las jugadas. Este sistema acabará con algunas polémicas, no con todas, ya que lo más difícil es interpretar. Cada uno tiene una interpretación de estas jugadas. Algunos quieren que el fútbol sea matemáticas. Menos mal que es algo mucho más grande y diferente que algo tan objetivo.

0 Comentarios

Normas Mostrar